Festival solidario

«Nos gustaría que este pequeño ‘Contra Fronteras’ nos demostrase que sí que es posible hacer cosas»

| Eivissa |

Valorar:
preload
Niños en el campamento de Ritsona. Foto: SOLIDARIDAD CON RITSONA

Niños en el campamento de Ritsona. Foto: SOLIDARIDAD CON RITSONA

20-10-2016

Al volver a Ibiza la idea de que a través de la música pudiésemos dar voz a lo que estaba pasando en ese campo de refugiados de Grecia, fue lo mejor que se nos ocurrió: convertir la música en herramienta de denuncia», recuerda ahora Lucía Ortín Boetti meses después de haber llegado del campo de refugiados Ritsona donde estuvo colaborando en tareas humanitarias. Prosigue en su reflexión y considera que, «hubiera sido genial que el evento se hubiera podido celebrar en Ritsona, pero también es genial que se lleve a cabo en Las Dalias».

Y así comenzó todo: Lucía contactó con Hugo Gamboa y poco a poco se fue poniendo en marcha el festival. «Al principio no se sabía qué dimensiones iba a tener, ni tan siquiera dónde se iba a celebrar, pero enseguida comenzamos a contactar con los músicos y ellos se fueron sumando a la causa, incluso grupos que no esperábamos». Por otra parte, también contactaron con conocidos grafiteros de la isla que se volcaron totalmente con el proyecto y empezaron a hacer bocetos para esa exposición en directo que va a tener lugar el próximo domingo. «Será un espectáculo muy visual donde 8 artistas comenzarán a pintar piezas de 3,5 metros».

Contra Fronteras

es un festival solidario que se ha ido haciendo grande porque todos los artistas a los que se les ha ido proponiendo participar se han ido sumando a la causa «porque parece que la gente estaba esperando a que les dijeses si querían hacer algo. La gente está regalando su tiempo y su arte», asegura Ortín quien añade que, «el evento se ha convertido en el camino en una suma de pequeñas voluntades de personas que han decidido participar y que están entregando su tiempo y haciendo posible que este festival solidario exista y se pueda recaudar este dinero».

Sin embargo, desde la organización de este evento quieren que el punto central del mismo sea la mesa informativa donde confluyan todo los caminos y donde se hable de la situación actual de los refugiados en Grecia y del destino de los fondos recaudados.

Paralelamente a la organización de este evento, se creó la Asociación Solidaridad con Ritsona. Vicky Bolaños, igual que Lucía Ortín, forma parte de la asociación y se ha desplazado desde Madrid para apoyar en Contra Fronteras desde su mesa informativa. «Mi labor fundamental será la de informar, la de poner en conocimiento de quien así lo desee la situación actual de los refugiados, lo que se está viviendo», indica.

«Aunque estamos viendo imágenes a toda hora por la televisión o en distintos medios, vivirlo, haber estado en aquel campo de refugiados es una experiencia que somos conscientes de que nos va a marcar de por vida» dice convencida Bolaños quien considera que han visto a «seres humanos que realmente necesitan apoyo y solidaridad. Esa es la esencia de lo que voy a intentar transmitir en la mesa informativa».

La razón de ser de este festival es la de apoyar a familias que están en situación vulnerable y darles un alojamiento digno en Grecia, así lo indican Ortín y Bolaños quienes informan de que «ahora mismo hay 60.000 personas allí. Nosotras estamos trabajando con 3 familias en la asociación y ya hemos comprobado que su vida ha cambiado radicalmente. De vivir en un sitio inhumano, en condiciones deplorables, ha cambiado su situación y ahora tienen un techo y han recuperado algo de vida al volver a actividades tan cotidianas como darse o una ducha o poder cocinar».

Son personas, recuerdan, que «no debemos olvidar que vienen de sobrevivir como han podido a una guerra, han salido de su país y se han encontrado con fronteras cerradas, condiciones horribles y ahora estamos intentando aportarles dignidad».

La situación actual de estos refugiados en Ritsona es la de espera hasta que les realicen las entrevistas de asilo. «Todos pedirán reubicación en otro país europeo. Nosotras queremos asegurar que las personas que alojemos en pisos puedan estar allí hasta que las reubiquen en otro país. Hemos calculado unos doce meses».

Por ese motivo, «la idea de este festival es que siempre esté presente el motivo por el que estamos ahí. Que la gente sepa que se lo está pasando bien porque está ocurriendo esto en Grecia y que este dinero que estás gastando o donando tiene un destino solidario bien definido y relacionado con una injusticia», dice Lucía Ortín.

En el mismo sentido, a las integrantes de Solidaridad con Ritsona les gustaría que «este festival pequeñito nos demostrase que sí que es posible hacer algo desde una iniciativa pequeña de un evento divertido, desde la participación de los artistas que vienen a disfrutar y hacer disfrutar con su arte».

Solidaridad con Ritsona ofrecerá ayuda directa a los refugiados en el campo de Ritsona (Grecia) con el dinero recaudado

Las condiciones que propone Solidaridad con Ritsona para los refugiados en Grecia son las de «pisos pequeños para cada familia por los que se están pagando unos doscientos euros de alquiler, más electricidad, agua y manutención. Con lo que la suma puede llegar a unos 600 euros mensuales, dependiendo del número de miembros de la familia y si hay bebés o no, que en ese caso se dispara», explica Ortín. La asociación cuenta con donaciones particulares que es de donde se nutre y espera recaudar fondos con este festival Contra Fronteras.

LA CITA

Festival ‘Contra Fronteras’.

El encuentro solidario en el que se darán cita artistas y músicos de la isla tendrá lugar el próximo domingo 23 de octubre en Las Dalias. El evento contará con actividades para toda la familia, actuaciones, paella solidaria y un castillo hinchable para los más pequeños. La entrada donativo tendrá un coste de 3 euros.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.