Sales se marcha con un balance positivo pese a la «espina» de los robos en casas de campo

| | Eivissa |

Valorar:
preload
Roger Sales se despidió ayer haciendo balance de sus dos años como director insular de la Administración General del Estado . g Fotos: DANIEL ESPINOSA

Roger Sales se despidió ayer haciendo balance de sus dos años como director insular de la Administración General del Estado . g Fotos: DANIEL ESPINOSA

31-01-2017 | DANIEL ESPINOSA

El director insular de la Administración General del Estado en Ibiza y Formentera, Roger Sales, destacó ayer los niveles de seguridad ciudadana alcanzados en los últimos dos años en las Pitiusas con bajadas de los índices de criminalidad, pero lamentó marcharse con la «espina clavada» que ha supuesto la oleada de robos en casas de campo de Ibiza.
Roger Sales, quien ayer se jubiló como funcionario del Cuerpo Nacional de Policía y se despedía así de su cargo al frente de la dirección insular, hizo un balance satisfactorio de los resultados obtenidos por las fuerzas de seguridad del Estado en estos dos últimos años, pero no ocultó su insatisfacción por el incremento de robos en las zonas rurales y por la falta de refuerzos policiales. «Los niveles de seguridad en las islas se han mantenido o mejorado. El único punto que me he sentido insatisfecho ha sido el episodio de robos en casas de campo que hemos sufrido en el último año», argumentó Sales en conferencia de prensa.
El hasta ayer director insular indicó que la Guardia Civil ha desarticulado hasta seis grupos de delincuentes. «Estoy muy contento con los resultados, fruto de la investigación y la persecución de los delitos, pero un tanto insatisfecho en materia de prevención», apuntó Sales.
Los robos en casas de campo fue el único borrón que apuntó Sales en dos años en que se han aumentado los controles y la vigilancias en puertos y aeropuertos para evitar la amenaza terrorista.
Antiterrorismo
En este sentido, hizo hincapié en que en «unos años en que hay una máxima preocupación por el terrorismo, los habitantes de Ibiza deben saber que aquí los controles son máximos y cuando se ha tenido que actuar, se ha actuado de forma muy efectiva», remarcó Sales en referencia a la detención el pasado noviembre del imán de Sant Antoni y su auxiliar en el marco de una operación de la Guardia Civil contra el terrorismo yihadista.
El director insular también destacó la llegada y consolidación del Equipo Roca de la Guardia Civil para luchar contra los robos en zonas rurales y también resaltó la llegada de la Unidad Militar de Emergencias (UME) a Ibiza. «Trabajamos mucho para que la UME tuviese una presencia permanente en Ibiza. No se entendía que no estuviesen aquí y sí en Menorca y Mallorca», argumentó.
Roger Sales hizo hincapié en que la Delegada del Gobierno, María Salom, «ya está tratando con el ministro del Interior la necesidad de que lleguen a las islas más efectivos de las fuerzas de seguridad del Estado».
Asimismo, expresó su preocupación e insatisfacción por los problemas de vivienda y los derivados de la insularidad que no facilitan la llegada de nuevos funcionarios.
Roger Sales compareció en rueda de prensa junto al secretario general de la Dirección Insular, Álvaro García Díaz, quien le sustituirá provisionalmente en el cargo de director insular.
García Díaz, que hasta la fecha era canciller de la embajada de España en Brasil, es un damnificado más de los problemas del mercado inmobiliario en Ibiza y advirtió que no le está siendo fácil encontrar una casa.
Sales apuntó desconocer por completo quién será su sustituto y añadió que no hay ningún plazo para cubrir su vacante. «Yo me jubilo hoy y ya no puedo seguir en el cargo. Hay unos requisitos para acceder al cargo y sólo puedo anunciar que la persona que se postule contará con toda mi colaboración», advirtió Sales, quien ayer se despidió de un cargo al que llegó en enero de 2015 tras su experiencia como inspector jefe de la Policía Nacional en la comisaría de Ibiza.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.