Barceló afea a Podemos que cuestione los proyectos que se pagarán con la ecotasa

| Palma |

Valorar:
preload
▲ Tensión entre los socios. Los socios del Govern empiezan a sentirse incómodos con los constantes desmarques de Podemos y su afán por marcar perfil para desgastar al Govern. Barceló se acercó ayer al escaño de Laura Camargo para mostrarle el enfado por su actitud.

▲ Tensión entre los socios. Los socios del Govern empiezan a sentirse incómodos con los constantes desmarques de Podemos y su afán por marcar perfil para desgastar al Govern. Barceló se acercó ayer al escaño de Laura Camargo para mostrarle el enfado por su actitud.

02-02-2017

El vicepresident del Govern, Biel Barceló, no pudo contenerse ayer en el pleno del Parlament tras una pregunta de Laura Camargo (Podemos) sobre el reparto de los fondos de la ecotasa y se dirigió al escaño de la diputada para afearle su actitud. El malestar del vicepresident era evidente, al igual que la incomodidad de la diputada interpelada en público en medio de la sesión plenaria de la Cámara.

Camargo había preguntado a la presidenta del Govern, Francina Armengol, por el destino del dinero de la ecotasa y criticó que el Ejecutivo aprovechara parte de los fondos del impuesto para hacer promoción turística. «Destinar 415.000 euros para hacer promoción turística no respeta ni el espíritu ni la letra del impuesto», había reprochado Camargo a la presidenta.

Promoción: sí o no

En Podemos sostienen que el Govern quiere recuperar a través de la ecotasa parte del dinero destinado a promoción turística que cayó del presupuestos de Biel Barceló gracias a enmiendas de la formación morada.

Sin embargo, Barceló aseguró a Camargo que esos 415.000 euros no se destinan a promoción, sino que se incorporan al presupuesto de la Direcció de Recursos Hídrics para editar una guía y hacer la señalización del patrimonio geológico completo de Balears.

Sin embargo, más allá de si ese dinero sirve o no para hacer pro- moción turística, la realidad es que Podemos presentó una enmienda a la ley que regula la ecotasa que dice textualmente que uno de los objetivos del impuesto es «el fomento de la desestacionalización, creación y activación de productos turísticos practicables en temporada baja, promoción del turismo sostenible y de temporada baja y mantenimiento de las infraestructuras que tengan carácter desestacionalizador». La enmienda se incorporó al texto final del impuesto.

Más allá de este debate y del descontento general de los miembros del Govern con los constantes desmarques de sus socios, la presidenta Francina Armengol defendió la ley y la calificó de «éxito social y político». Armengol pidió «altura de miras» a los partidos y aseguró que, más allá de esta primera convocatoria en la que se han repartido 30 millones de euros, habrá otras muchas que permitirán repartir fondos millonarios en beneficio de Balears.

Armengol destacó que este impuesto ha salido adelante gracias al «empuje político» de un Govern «estable» y de un Parlament que lo ha aprobado «en tiempo y forma».

Quejas del PI

A las reticencias de Podemos por el reparto de la ecotasa se sumaron ayer las del PI. Su portavoz, Jaume Font, volvió a pedir que el Govern apruebe un nuevo reparto de los 30 millones y no siga adelante con el establecido por la comisión responsable de distribuir los fondos.

En concreto, el PI quiere que el 50 por ciento de lo recaudado en cada municipio turístico sea para el ayuntamiento en cuestión, mientras que el 50 por ciento restante debe ser gestionado directamente por el ejecutivo autonómico.

Font dio la razón a la presidenta en que la aplicación del impuesto ha sido un éxito social, pero no político por la falta de acuerdo con los partidos de la oposición.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.