Territorio - Desprendimiento en es Cubells

Sant Josep cierra el acceso a ses Boques por la caída de rocas y pide a los vecinos que se vayan

|

Valorar:
preload
Los agentes de la Policía Local de Sant Josep ya están en el lugar para cerrar el acceso. Foto: Toni Escobar.

Los agentes de la Policía Local de Sant Josep ya están en el lugar para cerrar el acceso. Foto: Toni Escobar.

03-02-2017
Cierre del acceso a la zona de acantilados de es Cubells.

Momento en el que los operarios proceden a bloquear el acceso a la zona de acantilados en es Cubells. Vídeo: J. A. T.

03-02-2017

El Ayuntamiento de Sant Josep ordenó ayer al mediodía el cierre del camino de acceso a los acantilados de es Cubells ante el riesgo de que sigan cayendo rocas de gran tamaño y pongan en peligro a los vecinos y viviendas de la zona. «Durante esta semana la policía ha venido aquí, nuestros servicios técnicos y jurídicos han estudiado la situación y lamentablemente, como ya temíamos, después de las últimas lluvias han seguido cayendo rocas a la carretera, con una cierta peligrosidad», explicaba ayer tarde el alcalde Josep Marí Agustinet después de que los agentes de policía colocaran la valla que impide acceder a la urbanización Los parques des Cubells, en la zona de ses Boques.

El alcalde señaló que había una quincena de casas afectadas por este cierre de un tramo de más de dos kilómetros de distancia y que se había pedido a los pocos vecinos que en esta época del año viven en la zona que abandonaran sus viviendas ante el riesgo de que puedan producirse más desprendimientos y después de consultar con una empresa de geotecnia. Ahora el Consistorio encargará un estudio externo que determinará qué zonas son las más peligrosas y qué medidas hay que tomar de manera urgente. «Esto es consecuencia de una actuación urbanística en un sitio donde no se tendría que haber hecho. La próxima semana sabremos más cosas pero creo que es la decisión que tocaba tomar», señaló el alcalde josepí. Agustinet también aseguró que, a primera vista, «en este primer tramo no hay tanto peligro pero hemos querido ser prudentes y cerrar hasta aquí. Creo que hasta el torrente de ses Boques no está tan afectado como desde allí hasta Cala Llentrisca».

Sin embargo, el alcalde socialista no pudo determinar cuánto tiempo estará la carretera cerrada. «Tenemos que hacer un estudio de la zona, pedir medidas de consolidación y ver qué pasará. No puedo decir cuándo podremos abrir pero quizás el cierre hasta ses Boques no dure tanto», indicó Agustinet.

Ante posibles intervenciones en la ladera arcillosa de es Cubells, el alcalde de Sant Josep aseguró que al Ayuntamiento no le correspondería asumir ningún tipo de inversión. «Pensamos que tienen que asumirlas los propietarios de los terrenos, el Ayuntamiento no tiene por qué invertir en un sitio donde no tiene nada. Actuamos en previsión de los males que puedan sufrir las personas que vienen aquí, no queremos que les pase nada, pero aquí no tenemos propiedades. La carretera es de uso público pero no es del Ayuntamiento», explicó Agustinet.

El alcalde de Sant Josep, que compareció ante los medios acompañado de los concejales Urbanisme y Camins, Ángel Luis Guerreo y Josep Guasch, señaló que habían notificado a la empresa promotora de la urbanización que avisara a los vecinos para que abandonaran sus viviendas antes de las 20 horas. «La policía local en un informe dice que vive poca gente, no es una zona altamente poblada. Son casas que son casi todas segundas residencias, ocupadas más en verano que en invierno. Mi impresión, aunque no lo conozco en profundidad, es que la mayoría de propietarios son extranjeros, gente con posibles y sin problemas sociales de vivienda. Si se niegan a desalojar tendremos que tomar otras medidas», indicó el alcalde sin especificar cuáles. Agustinet sentenció que temen que el problema de desprendimientos en esta zona de es Cubells se agrave.

LA NOTA

«Me iré mañana porque no me han avisado con tiempo»

Uno de los vecinos afectados, José Antonio Hervás, decidió quedarse en su casa con su mujer y su hijo hasta hoy a pesar de la petición de salojo. “Me iré mañana (por hoy) porque no han avisado con tiempo, y ha sido porque he salido a tirar la basura a las cinco y me he encontrdo a la policía”. Hervás explica que hay otros cuatro vecinos en la zona que también decidieron quedarse en sus viviendas “porque también se han enterado tarde y son gente mayor con animales domésticos”. Este vecino asegura entender “que el Ayuntamiento no se la quiera jugar, pero llevo viviendo aquí 18 años y han caído piedras todos los años, aunque no es normal que caigan las piedras que han caído ahora”.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.