Sanidad - Formación de seguridad al paciente a los jóvenes

El vuelo en helicóptero de los embajadores del IES Blanca Dona

| Eivissa |

Valorar:
preload
El coordinador del 061, Ángel Crespo, recibiendo a dos de los estudiantes que se montaron en el helicóptero. Foto: TONI ESCOBAR

El coordinador del 061, Ángel Crespo, recibiendo a dos de los estudiantes que se montaron en el helicóptero. Foto: TONI ESCOBAR

07-02-2017
El coordinador del 061, Ángel Crespo, recibiendo a dos de los estudiantes que se montaron en el helicóptero.

Yasmina Rouman tiene claro su futuro profesional: quiere ser auxiliar de enfermería. «Me ha ayudado a decidirme porque es para ayudar a las personas», dice tras su vuelo en el helicóptero del 061. Janio Soares se decanta por ser piloto. «Ha sido la mejor experiencia del mundo. El vuelo ha sido precioso y quiero estudiar para ser piloto», confiesa. Los dos adolescentes forman parte de los 19 alumnos de 4º B de la ESO del IES Blanca Dona que integra el grupo de jóvenes expertos en seguridad del paciente de Ibiza y que ayer se subieron al helicóptero del 061, una iniciativa que se enmarca dentro del taller sobre emergencias extrahospitalarias y seguridad aérea organizado por el Área de Salud pitiusa.

Tras el vuelo, que no dura más de quince minutos, los estudiantes manifestaron su entusiasmo por esta experiencia. «Ha sido muy buena la experiencia. Tendría que ampliarse a más centros para que se conozca el transporte sanitario y todo lo que conlleva», dice Enric Ortiz. «Hemos sido unos privilegiados porque no hemos tenido que pagar. Ha sido mejor que el avión», añade Hilary Zhune. Algunos como Yasmina han superado su miedo a las alturas, «gracias a la ayuda de los pilotos», dice. Laura Rosselló confiesa que al principio «estaba un poco nerviosa porque se movía mucho, pero no quería desaprovechar esta oportunidad y me gustaría volver a repetirla». Moussif Messaud asegura que ha disfrutado con «esta oportunidad de subir al helicóptero y, encima, gratis, es como si estuviera en el sofá de mi casa». A Naiara Díaz le ha llamado la atención en el vuelo «el montón de casas con piscinas, la imagen de la Ibiza lujosa». Sin embargo, no se quedan sólo con la experiencia del vuelo sino también aluden al funcionamiento del servicio del 061, los primeros auxilios o el uso de los medicamentos. «Es muy buena la información y se puede utilizar para toda tu vida», añade Messaud.

Para Gema Blasco, la tutora de 4ºB de ESO, ha sido «una experiencia muy buena, por cómo se relacionan en otros tipos de actividad que no tienen en el instituto; es un grupo ecléctico que se ha adaptado muy bien y han terminado cohesionando», dice en referencia a que es un grupo con una gran variedad de procedencias, como brasileños, marroquíes, rumanos e ibicencos.

Una de las artífices de acercar la sanidad a los jóvenes es María Costa, de la Unidad de Seguridad del Paciente. «Los jóvenes tienen poco contacto con el sistema sanitario y el hecho de elegirlos a ellos es para que se empiecen a sensibilizar y sepan cómo funciona el sistema. Ellos serán los embajadores de seguridad del paciente en Sa Blanca Dona porque lo divulgarán al resto de compañeros del instituto», apostilla Costa.

LA NOTA

Interés por los mandos

La actividad acabó con una foto de grupo de los adolescentes con los pilotos y el coordinador del 061, Ángel Crespo, que durante el lunes y martes formó a los chavales sobre emergencias extrahospitalarias y seguridad aérea. Crespo les acompañó en los vuelos pilotados por Guillermo Morales y copiloto, Narcis Mila, de la empresa Babcock MCS España, que realiza los traslados sanitarios . Los chavales mostraron su interés por los mandos y los instrumentos. Precisamente, Guillermo Morales recordaba que a los 14 años tuvo la ocasión de volar en un helicóptero y le gustó tanto que marcó su futuro como piloto.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.