Sant Josep reabre el acceso a ses Boques y urge a los propietarios a asegurar la zona

| | Eivissa |

Valorar:
preload
Imagen de la zona donde se reproducen los desprendimientos cada vez que se registra un episodio de lluvias. g Foto: TONI ESCOBAR

Imagen de la zona donde se reproducen los desprendimientos cada vez que se registra un episodio de lluvias. g Foto: TONI ESCOBAR

03-02-2017 | Toni Escobar

Diez después de cerrar el paso por precaución, el Ayuntamiento de Sant Josep levantó ayer las restricciones de acceso a ses Boques. Lo hizo con el informe geotécnico en la mano y con una llamada de atención a los propietarios de esta zona de es Cubells, que deberán acometer una serie de acciones a corto plazo y otras de mayor calado a medio-largo plazo. Así lo explicó ayer el alcalde de Sant Josep, Josep Marí Ribas ‘Agustinet’, junto al segundo teniente de alcalde y regidor de Urbanisme, Ángel Luís Guerrero.
El informe encargado por el Ayuntamiento analiza el estado del terreno donde se han registrado varios desprendimientos de rocas de grandes dimensiones tras los episodios de fuertes lluvias y vientos. La caída de rocas y árboles ponían en peligro la seguridad de las viviendas y los vecinos de la zona.
Agustinet indicó que el estudio geotécnico asegura que en estos momentos es seguro reabrir la carretera. «Esto es lo que apunta el estudio en una primera fase, pero en la zona se deberían llevar medidas de mayor envergadura para garantizar la seguridad al cien por cien», apuntó el alcalde josepí.
Acciones inminentes
Agustinet incidió en la perentoria necesidad de acometer una serie de acciones de forma inminente. «Hay una serie de rocas y árboles cuyas raíces están sueltas que deben ser retirados inmediatamente», argumentó. Preguntado por los plazos, Agustinet hizo hincapié en que las obras de precaución deberían estar ejecutadas en marzo. Asimismo, recalcó que se trata de una zona privada y que por lo tanto las actuaciones deben ser realizadas por los propietarios de la urbanización. «Nosotros colaboraremos, pero el gasto correrá a cargo de los propietarios de la urbanización afectada», indicó Agustinet, quien confía en la colaboración de los vecinos «ya que ellos son los primeros interesados en tener un acceso seguro».
El primer edil hizo hincapié en que esta primera fase de actuaciones debe estar antes de que finalice el invierno. Asimismo, resaltó que el Ayuntamiento volverá a cortar el acceso de ses Boques si se vuelve a producir un episodio de fuertes lluvias o vientos como las registradas hace unos días». En este hipotético caso, el Ayuntamiento procedería a cerrar el acceso y lo prolongaría hasta pasadas 48 horas, ya que es el tiempo en que el terreno vuelve a su estado normal.
Por su parte, el regidor de Urbanismo añadió que se establecerán dos reformas. «A corto plazo la que resulta más fácil y rápida, que sería intervenir con una retroexcavadora o maquinaria similar para quitar los bloques de roca y los árboles inestables».
Las intervenciones a medio y largo plazo que debería ejecutar la propiedad de la urbanización deberán evitar desprendimientos desde media montaña y cotas superiores. También tendrán que hacer actuaciones para frenar la erosión del valle que limita con la carretera.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.