Territorio - Reacciones tras las alegaciones a la modificación del Plan Territorial de Ibiza

El PP de Ibiza pide la retirada de la norma territorial cautelar y la dimisión de la consellera Pepa Marí

Los 'populares' y su presidente José Vicente Marí Bosó han pedido la retirada y dimisión de la consellera por el rechazo de la ciudadania a esta norma

|

Valorar:
preload

25-02-2017

El Partido Popular de Ibiza y su presidente José Vicente Marí Bosó han pedido hoy, a través de un comunicado, la retirada de la norma territorial cautelar y la inmediata dimisión de la consellera de Territori en el Consell, Pepa Marí, “ante tal avalancha de alegaciones (2.453, el número total de alegaciones presentadas) en contra de la norma y tras la soberbia de no sentarse a hablar y acordar con nadie”.

“Se ha demostrado que tanto la Consellera Pepa Marí como su Norma Territorial Cautelar, son una auténtica nulidad y así se lo han dicho alto y claro miles de ibicencos”, ha señalado el propio Marí Bosó tras añadir que la consellera ha llevado a cabo el desorden y proliferación de construcciones y licencias de obra nueva en la isla. Los 'populares' de Ibiza han explicado que ‘reírse’ de los 2.500 ciudadanos que se han expresado en contra de las políticas radicales de los socialistas en el Consell “inhabilita a Pepa Marí”.

Los 'populares' de Ibiza consideran que deberían hacer como Xico Tarrés, quien retiró la modificación del PTI en 2010 tras 2.000 alegaciones en contra. Ahora, según el PP de Ibiza, “el modelo socialista de Vicent Torres pasa por políticas que tripliquen las licencias de obra, la legalización de miles de plazas turísticas en plurifamiliares, las moratorias de todo, la subida desorbitada de los impuestos a los ciudadanos y la incompetencia en el control y la disciplina urbanística y turística en Ibiza”.

El Consell d’Eivissa informó ayer tras el pleno celebrado que recibieron un total de 2.453 alegaciones a la norma territorial cautelar aprobada el pasado 30 de noviembre y ya han iniciado el proceso de revisión de los 45 documentos.

El Consell destacó ayer en su informe que, tras un primer análisis por parte de los servicios técnicos del Departamento de Territorio, se desprende que hay dos tipos de alegaciones. Una de ellas, las de fondo, tiene como objetivo mejorar la norma con propuestas concretas, mientras, las de forma, se limitan a usar una argumentación jurídica para desautorizar la aprobación sin realizar aportaciones sobre el contenido.

Del bloque de alegaciones que desautoriza la aprobación de la norma, según el Consell se han registrado 11 modelos. De todos ellos, hay dos tipos usados mayoritariamente por los ciudadanos. Así, según el Consell, 1.465 personas han alegado acogiéndose a uno de esos modelos y 879 personas han usado otro modelo distinto, lo que supone un 95% de entre los 2.453 documentos registrados.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.