Andreu Roig, Antoni Marí y el técnico Javier Torres, ayer en Sant Joan.

3

El Ayuntamiento de Sant Joan ha iniciado el proceso para implantar la localización por GPS de las viviendas diseminadas del municipio. Un sistema que permitirá a ambulancias, bomberos, Guardia Civil y Policía Local llegar con facilidad a los domicilios en caso de emergencia.

Según explica el concejal Andreu Roig, los propietarios de viviendas en el municipio de Sant Joan ya pueden solicitar su código a través de un tríptico que se distribuye en el ayuntamiento y en los locales sociales y que deben rellenar con sus datos personales, el nombre del domicilio, de la vénda y el número de casa. Una vez entregada esta solicitud en el Ayuntamiento, se entregará una placa con el código que deberán facilitar al 112 en caso de emergencia. Los propietarios deberán colocar la placa en un lugar visible de la vivienda y, posteriormente, un operario visitará el domicilio y realizará el posicionamiento GPS estableciendo las coordenadas exactas de la vivienda.

«Hemos solicitado 600 placas en esta primera fase, lo que supone un esfuerzo muy importante. Si hubiese más solicitudes, el año que viene pediríamos más», señaló Roig.

Este proyecto supone la tercera fase de otro más amplio que se inició hace cuatro años con la digitalización de todas las viviendas del municipio de Sant Joan gracias a una subvención del programa Leader, y otra segunda fase que contó con la ayuda económica del Consell d’Eivissa para la digitalización y codificación de los 545 caminos del municipio que servirá para que los servicios de emergencia también conozcan en qué estado se encuentran las vías de Sant Joan y sepan, por ejemplo, si grandes vehículos como los de extinción de incendios pueden transitar por ellos o puedan elegir el camino más rápido para llegar al lugar de la emergencia.

Sant Joan es el primer municipio de la isla de Ibiza que pone en marcha este sistema de localización de las viviendas por GPS que ya funciona en la isla de Formentera.