Teresa Palmer: «Creo que demonizar el turismo es una dinámica peligrosa»

| Eivissa |

Valorar:
preload
Teresa Palmer, en el despacho que ocupa en el Congreso de los Diputados

Teresa Palmer, en el despacho que ocupa en el Congreso de los Diputados

19-06-2017

Teresa Palmer Tous (Palma, 1969) es diputada por el PP en el Congreso. Anteriormente, entre 2012 y 2016 fue delegada del Gobierno en Balears. Encabezó las listas ‘populares’ de las Islas en las elecciones generales de junio de 2016 mejorando en seis puntos y 22.000 votos los resultados de Mateo Isern en diciembre de 2015. En el Parlamento es la portavoz de la Comisión de Economía Industria y Competitividad, y vocal en las comisiones de Interior; Energía, Turismo y Agenda Digital; y está adscrita a la Comisión para el Estudio del Cambio Climático. Doctorada en Económicas y Empresariales, fue profesora de la Facultad de Economía y Empresa de la UIB, donde también fue vicedecana de la Facultad de Turismo.

-¿Qué ha significado para el Gobierno que Podemos perdiera la moción de censura contra Rajoy?
-La moción de censura nació fracasada: solo la apoyaban los independentistas catalanes y los nacionalistas vascos. Fue una puesta en escena de Podemos para ganar la notoriedad pública que estaba perdiendo. Cuanto mejor le va a la sociedad, peor le va a Podemos porque se alimentó en su momento del descontento por la situación de crisis y, evidentemente, cuando las cosas mejoran pierden notoriedad. Por desgracia, Podemos está acostumbrado a intervenir en la vida pública montando escándalos.

-¿No es mejor un gobierno en minoría que con la mayoría? En el primer caso debe escuchar y pactar con los demás grupos políticos.
-Lo que desea cualquier Gobierno es aplicar la política que considera adecuada para mejorar el bienestar de todos los ciudadanos. Por lo tanto, uno siempre piensa en implementar las medidas que figuran en su programa. Y, si al final, el ciudadano dice que no tiene que haber mayorías absolutas, si no consensos, pues, evidentemente, se llega a acuerdos con otras fuerzas. Los presupuestos de 2017 son un ejemplo de que es posible dialogar y alcanzar acuerdos; fueron siete partidos los que los acordaron.

-¿El Gobierno de Rajoy continuará tres años más?
-Con la aprobación de los presupuestos, se garantiza una estabilidad para España.

-Hay menos parados, pero los sindicatos y partidos de la oposición denuncian que el empleo que se crea es precario.
-Esto es tremendo. En la etapa anterior preocupaba el aumento del paro. Lo que hicimos desde el PP fue cambiar el sustantivo, como digo yo, de aumento de paro a creación de empleo. El siguiente paso es cambiar el adjetivo para que se creen puestos de trabajo estables; lo que es bueno para la productividad de las empresas que es la base de la competitividad. Hemos pasado de destruir 1.800 empleos diarios a crear más de 2.000. Hemos pasado de ser el problema de Europa a ser el país donde más crece el empleo. Desde luego, gracias a la reforma laboral por lo que no podemos hablar de derogarla.

-Paro y corrupción son los asuntos que más preocupan a los ciudadanos.
-Evidentemente, la corrupción nos preocupa a todos. Cada vez que aparece un caso implicando a algún afiliado o cargo público del PP, a mí, y a toda la gente del partido, nos duele porque estamos aquí para trabajar.

-¿Qué puede hacer una diputada para mejorar la vida de los ciudadanos?
- En las comisiones se pueden proponen Proyectos No de Ley (PNL) e intervenir en el Pleno del Congreso cuando se presenta un proyecto de ley. Las últimas, las del Gobernador del Banco de España, ministro de Economía y comisario Económico de la UE.

- ¿Propone asuntos relacionados con el turismo en las Islas?
- Estuve poco tiempo como portavoz de la Comisión Turismo, ya que poco después me nombraron portavoz de Economía. Ahora, la portavoz de Turismo es la anterior alcaldesa de Maó, Águeda Reynés, quien quería tratar el tema de los fraudes alimentarios en los hoteles donde algunos turistas presentan denuncias falsas para cobrar del seguro.

-En Balears surgen movimientos vecinales y ecologistas que denuncian la gentrificación de Palma. Incluso han aparecido pintadas contra los turistas.
-Creo que esa dinámica es muy peligrosa y que demonizar al turista no está bien. Todos queremos que haya turismo. No queremos turismo de masas, de baja calidad, sino visitantes de mayor cualificación, que gasten más y tengan un menor impacto. Cuando fui delegada del Gobierno, los principales núcleos conflictivos en verano eran Calvià, Platja de Palma y Sant Antoni de Portmany. Porque allí se concentra un turismo de baja calidad, vamos a llamarle ‘de borrachera’, que genera conflictos; y ese turismo no es deseable.

-Con tantas plazas hoteleras por llenar, al final hay que bajar los precios ante los touroperadores.
- Lo que tiene que cambiar es el concepto. Tú dices que la demanda cambia la oferta, ¿o es la oferta que cambia la demanda? Y se está haciendo en Platja de Palma. Este verano abrirá la mayor cantidad de hoteles con reformas que ha habido en muchísimos años gracias a la Ley General Turística que permitió todas esas reformas y supone un aumento en la calidad de la oferta hotelera; lo que se traduce en un cambio en el tipo de turistas.

-¿Qué valoración hace de este año como diputada?
-Esta siendo una experiencia muy interesante, totalmente distinta a cuando era delegada del Gobierno; no tiene nada que ver. A nivel profesional es una experiencia muy interesante; aquí se trabaja con contacto directo con secretarios de Estado y ministros.

- ¿Balears está olvidada por parte del Estado?
-No es cierto; para nada. Balears no está dejada de la mano del Estado, en absoluto. Entiendo que el Pacte tienen que seguir con ese discurso victimista para favorecer un cambio de Gobierno.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.