Remiten diligencias a los Juzgados de Ibiza contra dos hombres por conducir borrachos

| Ibiza |

Valorar:
preload
Agentes de la Policía Local de Vila frente a los juzgados de Ibiza.

Agentes de la Policía Local de Vila frente a los juzgados de Ibiza.

03-03-2018

La Policía Local de Ibiza remitió diligencias al Juzgado de Guardia tras localizar a un conductor que dio positivo en el test de alcoholemia.

Según informó el Ayuntamiento de Eivissa, los hechos tuvieron lugar este jueves a las 05.00 horas, cuando la Policía Nacional localizó a un conductor que realizaba maniobras sospechosas con su vehículo en la avenida Ignacio Wallis.

Incluso, el hombre estuvo a punto de colisionar contra los agentes debido a la velocidad con la que conducía. Tras una persecución, se interceptó el vehículo cerca de la calle Felipe II y se le practicó al hombre la prueba de alcoholemia, que dio 0.77 mg/l y 0.79 mg/l.

Asimismo, la Policía intervino en un accidente de tráfico registrado este jueves a las 21.30 horas en la calle Ramón Muntaner. Uno de los implicados, según el Ayuntamiento, huyó del lugar del siniestro.

El conductor del otro automóvil logró interceptar al otro implicado, por lo que los agentes pudieron practicarle las pruebas de alcoholemia, dando como resultado 0.92 mg/l en la primera y 0.93 mg/l en la segunda.

La Policía interpuso al hombre una denuncia administrativa por abandonar el lugar, mientras que el vehículo fue trasladado al depósito municipal. Las diligencias por alcoholemia fueron remitidas al Juzgado.

Perros peligrosos

La Unidad de Medio Ambiente ha realizado una campaña específica del cumplimiento de la ordenanza de protección de animales. Así, se han realizado en total nueve controles, verificándose 64 perros, según informaron ayer desde el Consistorio. Como resultado, no se han encontrado perros potencialmente peligrosos y no se ha interpuesto ninguna denuncia. En la campaña se ha controlado que los animales llevaran el chip o que no fueran sueltos.

El informe de la UMA destaca que los propietarios de los perros controlados llevaban bolsas de recogida de excrementos, lo que significa una mayor concienciación y respeto.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.