Mar Blava denuncia que el Gobierno reactiva un proyecto de sondeos acústicos en Balears

| Eivissa |

Valorar:

La Alianza Mar Blava denunció ayer que el Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación ha vuelto a reactivar la tramitación del proyecto MEDSALT-2 de sondeos acústicos con la técnica de cañones de aire comprimido de alta presión (airguns) en Balears.
Este proyecto, explicaron desde Mar Blava en un comunicado, está promovido por el Instituto Nazionale di Oceanografía e di Geofisica Sperimentale (INOGS) di Trieste (Italia) en el área marina comprendida entre las islas de Ibiza y Mallorca y al sureste de Ibiza y Formentera.
Según Mar Blava, el Boletín Oficial del Estado (BOE) publicó el pasado 21 de abril el anuncio de la Dirección General de Relaciones Económicas Internacionales del MAEC con el que se da inicio a los trámites de información pública y de consulta a las Administraciones públicas afectadas y a las personas interesadas.
Según se refleja en este anuncio, la supuesta finalidad del proyecto ‘Uncovering the Mediterranean Salt Giant (MEDSALT-2)’ es adquirir datos geofísicos en el margen sur de Balears con el objetivo de comprender la formación, causas, cronología, mecanismos de desarrollo y consecuencias del depósito salino gigante más joven de la Tierra: la capa de sal del Mioceno superior en la cuenca Mediterránea.
Pese a su apariencia científica, la Alianza Mar Blava aseguró ser «conocedora» del interés expresado por varias compañías petroleras en el proyecto MEDSALT-2 ante las posibilidades que les abre para la exploración de hidrocarburos en la zona.
«El Ministerio de Medio Ambiente ya reconoció en una Resolución de 29 de julio de 2016 que el proyecto MEDSALT-2 podría producir impactos adversos significativos en el medio ambiente», expresaron. Ese fue el motivo por el cual, dijeron, no otorgó al Instituto italiano la declaración de impacto ambiental simplificada que este había solicitado en marzo de 2016 y resolvió que la entidad pasara por el procedimiento de evaluación ambiental ordinario, «como parece que ya ha sucedido».
En su resolución, el Magrama destacó algunos argumentos de la respuesta de Mar Blava a las consultas ambientales previas del proyecto, como que los ‘airguns’ tendrían consecuencias «fatales» para la fauna marina, incluyendo ballenas y delfines, así como peces de interés comercial.
El área marina que se vería afectada es de gran importancia para muchas especies, en concreto los cachalotes, motivo por el cual Alianza Mar Blava reiteró que se opondrá «activamente» a que se autorice dicho proyecto.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.