Entrenados para enfrentarse a situaciones policiales con alto nivel de estrés

|

Valorar:
preload
Un momento de la parte práctica del seminario donde se ve a un participante con una máscara que reduce el oxígeno y unas gafas que dificultan la visión.

Un momento de la parte práctica del seminario donde se ve a un participante con una máscara que reduce el oxígeno y unas gafas que dificultan la visión.

14-05-2018

Sa Coma acogió ayer por la mañana un seminario práctico organizado por instructores de Alternativa Sindical Policial para que profesionales que tienen contacto con la labor policial en su día a día sepan sobrevivir a situaciones de estrés.

Según explicó a Periódico de Ibiza y Formentera Juanjo Carrillo, instructor del curso, la intención era «aproximar a los participantes a situaciones de estrés similares a las de determinadas actuaciones policiales, en las que se deben tomar decisiones y recordar detalles que posteriormente son importantes para el desarrollo del atestado policial y su judicialización».

En este seminario han participado diez personas «ya que más es imposible si queremos que las explicaciones sean del todo efectivas». Las explicaciones se dividieron en dos partes, una hora de clase teórica donde los profesores explicaron distintos factores socio psicológicos y como reacciona nuestro cerebro ante determinadas situaciones de estrés», y una más práctica donde los participantes vivieron situaciones reales.

Éstas fueron muy diversas, desde casos de violencia de género a ataques de grupos armados con cuchillos. Incluso, los instructores colocaron máscaras de oxígeno para que los participantes supieran como reaccionaría su cuerpo en situaciones en las que no pueden respirar, gafas que reducían la visión, o humo que se metía en sus pulmones. Y según Carrillo el resultado fue de lo más diverso. «Está claro que por lo general, si no nos enseñan los mecanismos necesarios, nuestro cerebro no está preparado para sobrevivir en situaciones de estrés y por ejemplo, sin quererlo, dejamos a nuestros compañeros atrás o nos lanzamos contra el agresor sin que luego nos acordemos de lo que ha sucedido», aseguró Juanjo Carrillo.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.