Nervios e ilusión por el futuro

Cerca de un millar de estudiantes se examinaron ayer de los primeros exámenes

| | Ibiza |

Valorar:
preload
Los estudiantes empiezan a responder el examen de Inglés que tuvo lugar ayer a las 11:15 en el instituto Isidor Macabich.

Los estudiantes empiezan a responder el examen de Inglés que tuvo lugar ayer a las 11:15 en el instituto Isidor Macabich.

06-06-2018 | ARGUIÑE ESCANDÓN

Ayer fue el primer día de las Pruebas de Bachillerato de Acceso a la Universidad (PBAU), que se celebran entre ayer, este miércoles y mañana. A ellas se han presentado 455 alumnos y alumnas en Ibiza y nueve en Formentera, en el IES Isidor Macabich y el IES Marc Ferrer, respectivamente.

Como cada día, la jornada arrancó con los exámenes de las 09:00 y las 11:15 horas de la mañana, que preceden a los otros dos de la tarde, a las 15:00 y a las 17:15 horas. Para aquellos que no aprueben la selectividad a la primera o quieran mejorar su nota podrán presentarse a la convocatoria extraordinaria, que se celebrará los días 10, 11 y 12 de julio.

Universidad

Jennifer, una de las estudiantes aglomeradas en la entrada del instituto Isidor Macabich, cuenta que «me gustaría estudiar Biología», más relajada después de los nervios del examen de Lengua castellana, una asignatura que cree haber aprobado ya que «al final fue como un examen más del curso».

Muchos coincidieron en que los temarios se machacan tanto que cuando llega la selectividad no es tan complicada como imaginaban. «El de inglés ni siquiera me lo he estudiado porque lo llevaba bien y he terminado antes de tiempo y todo», aseguró muy contenta.

Esta estudiante cuenta también que quiere trabajar este verano en la isla para tener dinero ahorrado, una vez que empiece sus estudios universitarios. «Al principio quería irme a Valencia pero me piden mucha nota para entrar, mientras que en otros sitios, como Granada, Sevilla o Salamanca, no piden tanta, así que dependerá de la nota media final que saque», reconoció.

La historia de Adam, por su parte, es bien distinta. Este joven de 19 años lleva dos meses trabajando y estudiando a la vez, lo que le ha supuesto una complicación añadida.

Empezó a trabajar como camarero en un hotel, desde las 16:00 horas hasta las 00:30 de la noche, mientras que por las mañanas iba a clase. «Por eso no me pude preparar mucho, pero al final me ha ido bien y creo que he aprobado los dos primeros», detalló Adam, quien contó que necesita el dinero por si finalmente decidiera estudiar fuera. Igual que otros estudiantes que se examinaron durante la jornada de ayer, Adam consideró que el examen de Inglés «era muy fácil y creo que ha ido bien en general». Para el de Lengua reconoció más dificultades debido a que no pudo preparárselo como le hubiera gustado, aunque finalmente le fue «bastante bien».

En vistas a su futuro, se plantea entre estudiar Turismo en la UIB en Ibiza o irse fuera, «en caso de que tuviera una nota más alta».

Londres

Sentado en uno de los bancos de la salida del instituto se encuentra José, un joven que, como tantos otros jóvenes españoles que se marcharon del país, ve su futuro en el extranjero. «La selectividad me la quiero sacar por si acaso pero no la necesito, quiero estudiar Diseño de Moda en Londres donde solo me piden el Bachillerato», aclaró, para lo que va a tener que trabajar este año y reunir la cantidad de dinero necesaria para vivir en la capital inglesa. Como es de suponer, el de inglés «me ha ido muy bien, es un idioma que me gusta mucho y el examen ha sido fácil».

Mati, de 18 años, coincide en señalar, como la mayoría de sus compañeros, que ambos exámenes eran muy fáciles. «Creo que los exámenes más complicados serán los de Historia; tenemos Historia del Arte e Historia de España justo el mismo día», subrayó, ya que hay que memorizar muchas fechas, acontecimientos y periodos históricos en general, lo que es «bastante complicado». Respecto a lo que hará una vez termine la selectividad no lo sabe, aunque sí aseguró que quiere estudiar Historia del Arte. «Es posible que estudie la carrera a distancia, para poder trabajar aquí también, pero igual me voy fuera, no lo sé todavía». Como la gran mayoría de los estudiantes preguntados, Mati también quiere trabajar este verano para tener dinero ahorrado, que tal vez necesite si luego quisiera estudiar en la península. «También quiero disfrutar de mi primer verano como mayor de edad en la isla, tanto de las playas como de la fiesta», concluyó.

Los casi medio millar de estudiantes de las Pitiüses que terminarán la selectivid este jueves con los exámenes de Física o Filosofía y Diseño o Griego, son muy conscientes de la importancia que tiene no solo aprobar estas pruebas sino sacar buenas notas para aumentar su nota media y poder estudiar la carrera que quieren en la universidad que escojan. Y para los que no lo consigan, siempre tendrán una segunda oportunidad en la convocatoria extraordinaria del mes que viene.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.