Los vecinos de Sant Llorenç y Sant Vicent, «indignados» con los cierres de Correos

|

Valorar:
preload
Los vecinos de Sant Llorenç y Sant Vicent, «indignados» con los cierres de Correos

Los vecinos de Sant Llorenç y Sant Vicent, «indignados» con los cierres de Correos

16-06-2018

Las oficinas de correos de Sant Llorenç y Cala Sant Vicent redujeron desde ayer su servicio a la entrega de correo a los apartados postales. Así lo informaba una nota en el interior de estas dos oficinas, en espacios cedidos y habilitados por el ayuntamiento de Sant Joan, desde hace varios meses.

Algo que implicará el paso del cartero simplemente cuando tenga que llevar envíos postales a los usuarios que tengan contratado con Correos este servicio. El cartel reza: «los clientes podrán solicitar la entrega de sus envíos postales registrados en el momento en que el agente de reparto atienda, al paso, en dicho local». Si por un casual logran coincidir con ese agente sin siquiera saber su horario de paso.

La entrega del correo, que hasta ahora se hacía en estas oficinas, se efectuará en las instalaciones de Santa Eulària.

Reacción de los vecinos

«Es indignante» indica Iñaqui de Erostegui mientras desayuna en el bar Casanova. Él es vecino de Sant Joan, pero a pesar de todo no le parece bien que una localidad del municipio con 1620 habitantes, un 26% de la población censada en Sant Joan, se quede sin este servicio. Recuerda que algo parecido pasó hace algún tiempo y los vecinos se movilizaron.

Algo que corrobora Rosa Colomar, directora del CEIP Torres de Balafia y vecina de la localidad. Indica que no se ha informado de nada a nadie. Es más, cuando se le comenta el cierre dice que «otra vez» tendrán que ir a recoger el correo a Sant Joan. No sabe ni siquiera que el nuevo punto de entrega será en Santa Eulària. Se muestra «indignada» tanto por el recorte de servicios como por el hecho de que no se haya informado de ningún modo. Sólo un cartel tamaño folio en la oficina. Recuerda que el año pasado, durante el cierre de la oficina, hubo quejas vecinales e incluso se recogieron firmas. Esta vez se han enterado por la prensa, y de momento no se ha hecho nada.

A Tànit Alfaro, vecina de Cala de Sant Vicent, también le parece «muy mal» este recorte de servicios, aunque indica que no ve la oficina abierta desde hace en torno a un mes. El horario de esta oficina era de una hora a la semana, pero ella dice que ni siquiera en ese horario la ha visto abierta últimamente.

Eva, vecina de Santa Eulària y trabajadora en el bar Casanova, indica que realmente para los jóvenes será lo mismo. Casi resulta más cómodo ir a Santa Eulària, donde el horario es de 8:30 a 20:30; que a Sant Joan, donde hay un horario más limitado. Sin embargo reconoce que sí será un problema para la gente más mayor, que en muchos casos aprovecha las visitas al pueblo para ir a correos y alternar en el bar con la parroquia.

Instituciones y sindicatos

Desde CCOO indican que se trata de otra reducción más de los derechos postales de los ciudadanos. Según Juan Galán, el problema es de falta de personal, uno de los motivos por los que ya se organizó un paro parcial de los trabajadores la semana pasada. «Ahora mismo hay dos repartidores para todo el territorio de Sant Joan, cuando hace pocos años había 3», explica. Se muestra comprensivo con la situación de los trabajadores, dado que tienen que cumplir con el horario de atención además de hacer el servicio de reparto en las áreas urbanas.

Indica que la opción del apartado de correos es minoritaria, y que con ella no se cumple con lo que establece la 43/2010 de servicio postal universal.

Una vulneración de la Ley que establecía también la Junta de Gobierno de Sant Joan, que el pasado 8 de junio decidió exigir a Correos que cumpliera con lo que establece la norma y tomar medidas legales contra esta decisión, si procede.

La ley

La Ley de servicio postal universal y derechos de los usuarios indica en su artículo 32.b que Correos deberá «disponer de una cobertura adecuada al ámbito territorial para el que haya sido designado y, en particular, asegurar la densidad de puntos de acceso a los servicios postales», y además establece en su artículo 24 que «deberá realizar la entrega de los envíos en la dirección postal que figure en su cubierta. Asimismo, procurará la entrega de aquellos envíos postales cuya dirección aun siendo incompleta permita la identificación del destinatario». La nota informativa de Correo da a entender que este último punto no se cumplirá en Sant Llorenç ni en Sant Vicent de sa Cala.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.