La ciudad de Ibiza tendrá una ruta para invidentes y otras dos para escolares

| Eivissa |

Valorar:
preload
Elena López y Juanjo Hinojo, ayer, en rueda de prensa.

Elena López y Juanjo Hinojo, ayer, en rueda de prensa.

21-06-2018

El Ayuntamiento de Eivissa anunció ayer los tres proyectos que presentará al Plan Insular de Obras y Servicios de 2018 y que incluyen la creación de una ruta para invidentes y otras dos para escolares, así como un plan para eliminar barreras arquitectónicas en 46 cruces del municipio.
La concejala de Urbanismo y Vías Públicas, Elena López, y el concejal de Movilidad, Juan José Hinojo, presentaron en rueda de prensa los tres proyectos, cuya inversión prevista asciende a 518.127,74 €, de los que 300.000 aportará el Consell d’Eivissa a través del plan insular.

López explicó que los proyectos tienen el «objetivo común» de mejorar la accesibilidad en la ciudad, para hacerla «más segura, accesible e inclusiva para toda la ciudadanía».
El primer proyecto es un recorrido para personas invidentes o con problemas de vista que contempla la adaptación de las aceras de la ciudad y la instalación de semáforos adaptados.
El recorrido pasará por las principales calles y avenidas de la ciudad, por las diferentes instituciones como el Consell o Ayuntamiento y servicios como escuelas públicas, centros como la ONCE y la Plataforma Sociosanitaria, así como por la oficina de Correos y la estación de autobuses.

Las soluciones que se adoptarán serán derribar una hilera de pavimento de las avenidas España, Ignasi Wallis, Bartomeu Roselló y Isidor Macabich, que se sustituirá por un tipo de tierra llamado podotáctil.
Además, se instalará el sistema Ciber Paso para sonorizar los cruces de peatones facilitando el paso a las personas invidentes o con dificultad de visión.
La obra tiene un plazo de ejecución de dos meses y un presupuesto inicial de 123.850,26 euros.

Segundo proyecto

El segundo proyecto tiene que ver con la eliminación de las barreras arquitectónicas en 46 cruces de la ciudad, fundamentalmente, en los barrios de Es Clot, Sa Bodega, Ses Canyes y s’Hort del Bisbe. También se actuará puntualmente en los pasos no adaptados de otras zonas del municipio.
Se ha detectado mobiliario urbano que incumple con la accesibilidad, como papeleras, alumbrado que incumple el libre paso de peatones, pasos de peatones mal direccionados, pavimentos para invidentes inexistentes, ausencia de aceras con inclinación.
La ejecución de la obra tiene una duración de dos meses y un presupuesto de 114.606,48 euros.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.