Las cámaras de la Marina y Dalt Vila ya multan a los vehículos sin autorización

| Eivissa |

Valorar:
preload
Señalización que indica el acceso restringido a la ACIRE de La Marina y Dalt Vila.

Señalización que indica el acceso restringido a la ACIRE de La Marina y Dalt Vila.

25-06-2018 | Arguiñe Escandón

El sistema de control de acceso al Área de Circulación Restringida (ACIRE) de La Marina y Dalt Vila se puso en funcionamiento el pasado viernes 22 de junio tras la instalación el jueves de la cartelería informativa, según informó el Ayuntamiento de Eivissa, y se está sancionando a los vehículos no autorizados desde el viernes por la tarde.

El sistema de reconocimiento de matrícula en los accesos y salidas de los barrios de la ACIRE, que por primera vez está totalmente informatizado, debió iniciar su actividad el 18 de junio, pero no fue posible debido a que no se había instalado correctamente la cartelería citada.

Así, a partir del viernes se aplica la normativa que permite el acceso a esta ACIRE unicamente a los vehículos autorizados. Los vehículos que no cuenten con autorización tienen permitido el acceso durante 20 minutos. Si se exceden de ese plazo serán sancionados con 90 euros por infracción leve.

El sistema, a través de cámaras de videovigilancia, identifica de forma automática las matrículas de los vehículos. Si un vehículo no autorizado se queda más tiempo del permitido en la ACIRE, las cámaras que hay a la salida del barrio lo identifican para que se sancione la infracción.

Señalización insuficiente

El presidente de la Asociación de Vecinos de la Marina, Pepe Vaquer, indicaba ayer que no había visto la cartelería instalada a pesar de haber entrado y salido varias veces del barrio. Consideró que esta limitación del tráfico es una «buena medida» pero que «había una gran falta de información».

Además, según Vaquer, también debería informarse mejor de las medidas complementarias que se están tomando por parte del ayuntamiento para «descongestionar» de tráfico la ciudad, como la línea de autobuses que va desde el parking disuasorio de Es Gorg al centro de Vila. Esta línea, que pasa cada 20-30 minutos y recorre los distintos parkings disuasorios de la ciudad «va siempre casi vacía» a pesar de que es un servicio gratuito.

Las cámaras de la Marina y Dalt Vila ya multan a los vehículos sin autorización

El presidente de la asociación también alertó de que debían tomarse medidas por la «desmesurada ocupación de motos en el barrio», que a veces llegan a saturar las plazas de aparcamiento e incluso estacionan estos vehículos en zona azul sin abonar la tasa correspondiente para la estas plazas de aparcamiento.

En el mismo sentido, respecto a la señalización, se manifestó Ramón Cabello de la Asociación de Comerciantes de la Marina, que consideró «una tomadura de pelo» todo lo que se había hablado con el ayuntamiento.

Se mostró «decepcionado» con una señalización que únicamente indica que está restringido el acceso. «Los que la vean, con esa señal de prohibido circular, no van a acceder, y los que no la vean se sentirán engañados al haber pagado el tique de la hora y recibir una multa en casa», explicó Cabello.

Así mismo indicó que ellos ya habían alertado de que la medida «no debía tener afán recaudatorio», por lo que debía existir una correcta señalización que indicara esta posibilidad de aparcamiento durante 20 minutos.

También señaló la necesidad de indicar la existencia de los aparcamientos disuasorios, para que aquellos que dejen a sus familias sepan que tienen una alternativa de aparcamiento con autobús gratuito.

Desde el Ayuntamiento se informa de que en los próximos días se instalará otro cartel informativo en la avenida de Santa Eulalia pasado la calle Carlos III, «para que la gente vea que llega a una zona con la circulación restringida».

Además indicaron que el sistema cuenta con una pantalla TFT que indica «acceso restringido» en castellano, catalán e inglés. Ayer en esas pantallas sólo se podía leer «espere por favor», en los tres idiomas.

Autorización a taxistas

El mismo viernes, la Federación Insular de Taxis de la isla de Eivissa (FITIE), entregó la relación de matrículas que el organismo ha recopilado a lo largo de cerca de un mes y medio. Una lista en la que faltan algunos taxis cuyos propietarios no han pasado el número de matrícula a la federación. «Recopilar casi 800 matrículas no es fácil, pero no perseguimos a nadie, alguno estará por ahí despistado. Pero informados están», indicó ayer el presidente de FITIE, Alejandro Cardell.

Solicitar esta autorización es necesario para los taxis que quieran entrar en la zona conforme a la ordenanza de circulación.

Comentar

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

Gall
Hace 9 meses

Y luego se quejan los del Ayuntamiento de la dictadura de Franco, menudo bodrio, ni señales, ni letreros, ni derecho a decidir por impedimento, ni pasos de peatones para subir a Dalt Vila, ni policía ya que hace un mes que no se ve a nadie y Dalt Vila perece la ciudad sin Ley ni orden, caídas continuas por patinazos en los accesos con la gente turistas y locales agarrados por las paredes donde puedes. En fin DICTADURA PURA Y DURA

Valoración:8menosmas

Viva yo.
Hace 9 meses

Y los ciclomotores ??

Valoración:13menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1