Detenidos dos de los cuatro implicados en el crimen del ibicenco descuartizado en Venezuela

| | Eivissa |

Valorar:
preload
Imagen de Cristóbal Ferrer, empresario ibicenco asesinado en Venezuela.

Imagen de Cristóbal Ferrer, empresario ibicenco asesinado en Venezuela.

24-06-2018

La Policía judicial venezolana ha detenido a dos hombres como presuntos autores del asesinato del ibicenco de 51 años Cristóbal Ferrer Joauen, cuyo cadáver fue localizado el sábado descuartizado y escondido en el interior de una nevera de su restaurante ‘Ibiza Beach, en el municipio de Bermúdez, en el estado venezolano de Sucre.

Según informa el director del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC) Douglas Rico, las investigaciones han permitido identificar y detener a José Alfredo García Carreño y Jonni José Rodríguez como los autores de las «múltiples heridas con un cuchillo que presentaba el cuerpo de Ferrer y que le causaron la muerte».

Según informan medios venezolanos, los dos detenidos «se valieron de su condición de empleados y vecinos de la zona» para acceder a la vivienda de Cristóbal, conocido como ‘El Español’, para robar varios objetos de valor y un todoterreno Jeep Gran Cherokee.

La Policía venezolana también ha logrado identificar a otras dos personas, Edgar de Jesús Allen Vera y Roberth Sosa, álias ‘El Jei’, que también trabajaba para el empresario ibicenco y que también estarían implicados en el brutal crimen.

Descuartizado en la nevera

El cadáver de Cristóbal Ferrer fue localiazo el sábado descuartizado y escondido en el refrigerador del restaurante que regentaba en una zona turística de Venezuela. Los agentes tuvieron que romper las puertas del restaurante para poder entrar en el ‘Ibiza Beach’. En el transcurso de la inspección del local se produjo el macabro hallazgo.

El cuerpo de Ferrer presentaba numerosas heridas de arma blanca y había sido troceado y escondido en una de las neveras presentes en el establecimiento ubicado en una zona castigada por la violencia. Cristóbal Ferrer, que estaba casado con una venezolana con la que tenía una hija, llevaba varios años afincado en Venezuela. Las investigaciones apuntan a que el empresario ibicenco habría sido víctima de una extorsión y que sus autores acabaron asesinándolo en venganza por haberlos denunciado.

El hombre nacido en Ibiza hace 51 años se traladó a Venezuela después de cumplir en la isla una condena por agresión sexual en el año 2004, según confirmaron ayer fuentes del Tribunal Superior de Justicia de las Illes Balears.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.