Can Burgos se llena de tradición y mantiene el espíritu payés con juegos y bailes

| Sant Jordi |

Valorar:
Decenas de personas acudieron a la 'ballada de pou' organizada por el Grup Folklóric de Sant Jordi
OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Decenas de personas acudieron a la 'ballada de pou' organizada por el Grup Folklóric de Sant Jordi OLYMPUS DIGITAL CAMERA

MARCELO SASTRE

La ballada de pou organizada por el Grup Folklòric de Sant Jordi de ses Salines volvió a reunir, como cada año, a decenas de personas para celebrar que el espíritu ibicenco más puro sigue en plena forma. Sin embargo, este año lo hizo en una ubicación más amplia y cercana al pueblo, en el parque público de Can Burgos.

Con la colaboración del Ayuntamiento de Sant Josep y del Consell d’Eivissa, el Grup Folklòric hizo lo que viene siendo habitual en este día tan señalado: diferentes actividades como bailes por parte de la Colla de Sant Jordi y juegos payeses, entre los que destacó sa granera, así como concursos de ucs y de brular es corn. Tampoco faltó una atractiva rifa en la que se dieron regalos como cenas en Can Sala y Trigo Trago, anillos de Casa Afro e, incluso, un viaje a Formentera.

Asimismo, los asistentes pudieron disfrutar de cocas dulces y saladas, sangría y unos deliciosos bunyols.

A la ‘festa payesa’ se acercaron alrededor de 300 personas, residentes en su mayoría. Tampoco quisieron perders este encuentro con familiares, amigos y vecinos políticos de todos los partidos, entre ellos, el alcalde de Sant Josep, Josep Marí Ribas Agustinet. Y es que se trata de una celebración para reencontrarse y compartir tradiciones y cultura con amigos, familiares y vecinos.

La realidad es que se enmarca fuera de los núcleos turísticos y persiste gracias a todos los ibicencos que quieren que sus tradiciones perduren en el tiempo y pasen de abuelos a nietos. Sin duda, una festividad que los más pequeños acogen con ilusión y que, en un futuro, tendrán que hacer llegar a su descendencia si no se quiere perder.

Cabe recordar que el Ayuntamiento de Sant Josep ha invertido este año 20.000 euros en el acondicionamiento de una plataforma que permitió llevar a cabo la ballada, además de mejorar el empedrado de caminos en la zona para facilitar el acceso y aparcamiento de vehículos.

Y es que el fuerte temporal de hace un año hizo que el parque de Can Burgos sufriera una serie de hundimientos y deslizamientos de los montículos de tierra, donde también desaparecieron algunos senderos.

Comentar

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.

De momento no hay comentarios.