Trabajadores del servicio de limpieza de Sant Antoni denuncian a la UTE Portmany por «irregularidades»

Los empleados denuncian que cada mes «falta dinero» debido a horas extra no pagadas

|

Valorar:
preload
El comité de empresa explicó ayer la situación a los medios de comunicación en la sede de CCOO.

El comité de empresa explicó ayer la situación a los medios de comunicación en la sede de CCOO.

30-10-2018 | MARCELO SASTRE

Los trabajadores del servicio de limpieza de Sant Antoni denunciaron ayer, en una rueda de prensa convocada por Comisiones Obreras (CCOO), a la empresa Unión Temporal de Empresas (UTE) Portmany (formada por FCC, Herbusa y Ferrovial) por presuntas «irregularidades» e «incumplimientos» del convenio de los trabajadores en las nóminas.

Asimismo, los representantes de los trabajadores denunciaron también reducción de personal, mal estado de las instalaciones y falta de formación para los conductores de camiones y maquinaria. David Ramón, Didac Domenech, Manuel Guillén y Juan Cristóbal Alacid, representantes del comité de empresa, explicaron ayer que desde que la UTE Portmany se hizo cargo de la concesión, el 1 de noviembre de 2017, se han realizado 17 denuncias ante Inspección de Trabajo, de las cuales dos habrían llegado a los juzgados.

Presuntas irregularidades

En cuanto a las supuestas irregularidades que se habrían producido en el último año, los trabajadores detallaron la contratación de peones para conducir vehículos y maquinaria «sin recibir la formación necesaria», lo que habría puesto en riesgo su integridad física, ya que este desconocimiento del funcionamiento de los vehículos habría producido varios accidentes. Entre ellos cabe destacar el derribo de cuatro postes de luz provocados por un camión de limpiez y un golpe que recibió un trabajador de una grúa, debido a que el conductor no dominaba el vehículo.

Respecto a las presuntas irregularidades en los contratos, los trabajadores señalaron que en algunos casos se firman «cinco o seis meses después de empezar a trabajar, algo que es claramente ilegal». Otra de las quejas es que cobran con retraso, muchos trabajadores se quedan en «números rojos» y la empresa infunde «miedo» a los trabajadores temporales para que no denuncien las horas extra que deben cobrar o los mencionados retrasos en los cobros. Además, con la nueva contrata se ha cambiado el formato de las nóminas, lo que les perjudicaría todavía más a la hora de reclamar. Debido a ello, todos los meses tienen problemas porque «falta dinero».

Los representantes del comité de empresa explicaron que el convenio de los trabajadores de temporada que se sumen a la plantilla dos veranos seguidos deben convertirse en fijos-discontinuos. Para evitarlo, la empresa los contrata alternando temporadas, con lo cual, «un empleado que lleva 12 años en la empresa puede haber trabajado solamente seis».

Esta situación está provocando una reducción de personal, ya que la plantilla fija y fija-discontinua debería llegar al 75 % de los 90 trabajadores que forman parte de la empresa en verano.

Mantenimiento

La falta de mantenimiento y de limpieza de las instalaciones en las que trabajan es otra de las denuncias que CCOO presentó ayer ante los medios de comunicación. Unas instalaciones que son utilizadas por unos 30 trabajadores en invierno, que aumentan hasta los 90 durante los meses de verano, y que solo se limpian una vez a la semana. Esta falta de mantenimiento también incluye a los vehículos y provoca que contenedores soterrados lleven dos años sin limpiarse «porque el camión que sirve para ello está averiado». Del mismo modo, critican que tampoco se limpian los propios camiones que utilizan para el servicio de limpieza.

Por todo ello, los trabajadores no descartan «protestas y huelgas» en las próximas semanas si el asunto no se soluciona y critican la «inacción» del Ayuntamiento, que alega que se trata de una empresa privada.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.