Emotivo reencuentro entre las buscadoras de ‘pebrassos’ y sus rescatadores

| Eivissa |

Valorar:
preload
María Prats, Catalina Prats y Catalina Ferrer se reencontraron ayer con Alejandro Ponce, Rayco Sarmiento y Roberto Ferrer, tres de sus rescatadores de la Policía Local de Sant Antoni.

María Prats, Catalina Prats y Catalina Ferrer se reencontraron ayer con Alejandro Ponce, Rayco Sarmiento y Roberto Ferrer, tres de sus rescatadores de la Policía Local de Sant Antoni.

09-11-2018

María Prats Cardona, Catalina Prats y Catalina Ferrer Roig son tres vecinas de Sant Rafel que salieron a buscar pebrassos el martes por la zona boscosa de ses Marrades (Corona) con tan mala suerte que se perdieron durante cinco horas. «Estuvimos tranquilas todo el tiempo hasta que vimos que se hacía de noche y llamé a mi hijo. No nos pusimos nerviosas en ningún momento», explica Catalina Ferrer Roig, quien afirmó que «por suerte» tenía batería y cobertura en el móvil ya que los móviles de sus dos compañeras de búsqueda de pebrassos uno no tenía batería y el otro se quedó dentro del coche. «Tuvimos mucha suerte», relatan estas tres mujeres, quienes ayer por la tarde se reunieron para tomar un café con parte de sus rescatadores. «El poder ayudar a la gente es una de las partes más agradecidas de nuestro trabajo. Llegamos al lugar cinco agentes de la Policía Local y cuatro agentes de la Guardia Civil. Al torrente bajamos tres policías y dos guardias civiles. Estaban muy tranquilas y nos sorprendió porque estaban en un sitio muy difícil», explicó Alejandro Ponce, oficial de la Policía Local de Sant Antoni, quien afirmó que, cuando llegaron abajo, tenían claro que «quizá no podíamos volver a subir y había que hacer noche allí y una de las señoras nos dijo que de eso nada, que poco a poco subiríamos todos». «Son personas muy amables y no tenemos palabras para lo bien que se portaron con nosotras; se cayeron y todo unas tres veces, nos decían que estuviéramos tranquilas, que ellos se podían caer, pero nosotras no», explicó Catalina Ferrer.

Las tres mujeres de entre 65 y 75 años vieron cómo lo que había arrancado como una salida para coger pebrassos se había convertido en una odisea. Los planes iniciales eran regresar en torno a las 14.00 horas, pero cerca de las 15.00 horas del martes dieron la voz de alarma. Se encontraban en un punto de ses Marrades sin posibilidad de salir por sus propios medios. Una de ellas comunicó por teléfono la situación a su hijo y éste dio el aviso al 112. Tras recibir la alerta se activó un dispositivo de búsqueda en que el participaron media docena de agentes de la Policía Local de Sant Antoni y otros tantos guardias civiles. Los agentes dispusieron un punto base mientras un grupo se adentraba en la zona de bosque donde se hallaban las mujeres. Pasadas las 18.00 horas, la noche cayó, complicando más si cabe la operación rescate. Pasadas las 21.00 horas y después de más de cinco horas de operativo, el grupo y las mujeres llegan al punto de encuentro, poniendo punto y seguido a una salida a por pebrassos que acabó en una auténtica aventura, la historia de un rescate que cerraron ayer con el reencuentro con sus rescatadores.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.