Conexión directa entre el buzón de Correos y los Reyes Magos de Oriente

| | Eivissa |

Valorar:
preload
Los niños de Infantil y 1º de Primaria de Sa Jovería dejaron ayer sus cartas en Correos.

Los niños de Infantil y 1º de Primaria de Sa Jovería dejaron ayer sus cartas en Correos.

17-12-2018 | Renato Steinmeyer

Decenas de niños de distintas edades de los colegios de Sa Joveria y Mestral de Vila acudieron ayer por la mañana hasta la oficina de Correos para dejar su carta en el buzón especial instalado en la avenida Isidor Macabich. Estarán instalados hasta el 5 de enero ya que los carteros de toda España tienen línea directa con los pajes de sus Majestades de Oriente y les harán llegar personalmente las peticiones de los niños españoles.

Este fue el caso de los estudiantes de los tres cursos de Primaria y 1º de Infantil del colegio Sa Joveria. En sus cartas los primeros dejaron sus peticiones de regalos para Melchor, Gaspar y Baltasar – desde una muñeca a una tablet –, mientras que los segundos optaron por deseos como lograr la paz en el mundo o la reducción de la contaminación.

Los más pequeños, del colegio Mestral
También acudieron repletos de ilusión unos 70 niños de los cursos P3, P4 y P5 del colegio Mestral. Llegaron andando acompañados por sus tutoras de clase desde su centro, situado en la calle Albarca, y tras cruzar de forma ordenada el puente, uno a uno fueron dejando su carta para los Reyes Magos.

La iniciativa se lleva repitiendo desde hace cinco años. Según explicó ayer a Periódico de Ibiza y Formentera Luisa Boned Templeton, coordinadora de Infantil del colegio, «siempre ha sido un rotundo éxito porque los niños están encantados y porque además les recuerda la tradición de escribir o decorar una postal y dejarla en un buzón con su sello, su dirección y su remite».

Estos estudiantes más que escribir lo que han hecho ha sido decorar cada uno como ha podido una tarjeta, a modo de felicitación, y dejarla en Correos para que llegue a sus casas durante estas fiestas. Además, en su interior se incluye una fotografía de su autor con un gorro de Navidad. Algo que, según Boned Templeton, hace muy felices «tanto a padres como a niños, abuelos, tíos, hermanos o padrinos».

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.