Crisis en el tripartito de Sant Antoni

Una tránsfuga trabajadora y amante del ‘ball pagès’

| | Eivissa |

Valorar:
preload
Cristina Ribas, a la izquierda, posa con sus compañeros de equipo de gobierno y otros cargos del PSOE el pasado lunes en Santa Agnès, horas después de haber anunciado su baja en el PI.

Cristina Ribas, a la izquierda, posa con sus compañeros de equipo de gobierno y otros cargos del PSOE el pasado lunes en Santa Agnès, horas después de haber anunciado su baja en el PI.

21-01-2019 | Arguiñe Escandón

Cristina Ribas Mountford ha estado toda esta semana en el ojo del huracán tras haber anunciado el pasado lunes que abandonaba las filas del PI pero que continuaría como teniente de alcalde hasta final de legislatura con el visto bueno del alcalde de Sant Antoni.

Un caso de transfuguismo en toda regla que ha extrañado a quienes conocen a esta portmanyina nacida en 1966 y casada con Evelio Bonet, una de las figuras más destacadas del ball pagès insular. De hecho, ambos formaron parte desde muy jóvenes de la histórica Colla de Portmany, ayudaron a formar la Colla des Vedrà y juntos también fundaron la Colla de Buscastell en el año 2000, un grupo folklórico joven en el que también bailan sus hijas.

Compañeros y gente próxima a la concejala que han trabajado codo con codo con ella destacan «su gran capacidad de trabajo y las muchas horas que le dedica». Unas características que también han alabado tanto el alcalde de Sant Antoni como el aspirante a la alcaldía por el PSOE, Simón Planells, que semanas atrás contactó con Ribas para que formara parte de la lista socialista en las próximas elecciones locales. Un movimiento que no gustó nada a Joan Torres, vicepresidente del PI y compañero de equipo de gobierno de Ribas.

La concejala tránsfuga se unió al proyecto político del PI en 2015, cuando recibió la llamada de Joan Torres para formar parte de la lista electoral de una formación que en la legislatura anterior había sacado de sus casillas al equipo de gobierno de Pepita Gutiérrez con Juanjo Ferrer y el propio Torres al frente. Cristina aceptó, figuró en el número dos de la lista y fue elegida concejala junto a Ferrer y Joan Costa ‘Santa’. El PI pactó con el PSOE y Reinicia para desalojar al Partido Popular del Ayuntamiento de Sant Antoni y el alcalde, Pep Tur ‘Cires’, vio en ella el perfil ideal para gestionar Comercio, Cultura y Fiestas Tradicionales gracias a su relación con los grupos folklóricos.

Es preciso recordar que la encuesta del IBES sobre intención de voto da un papel clave al PI para formar una mayoría de gobierno en el Ayuntamiento de Sant Antoni.

Ribas ha tenida toda la legislatura una dedicación parcial al Ayuntamiento, incluso cuando fue ‘ascendida’ a teniente de alcalde y asumió las áreas de Urbanismo y Actividades que antes llevaba Juanjo Ferrer, que se marchó del Consistorio por sus diferencias con Reinicia.

Unas competencias que poco tienen que ver con el perfil profesional de Ribas, desde hace casi 30 años ligado al aeropuerto de Ibiza.

En el currículum que figura en el Portal de Transparencia del Ayuntamiento de Sant Antoni, figura que Cristina Ribas ha estudiado Turismo en la UIB y que trabaja en la empresa Ibizair S.L. como coordinadora de vuelos en la terminal de aviones privados del aeródromo de es Codolar desde 1995, un trabajo que ha compaginado con su labor en el Consistorio portmanyí.

Investigada por el chiringuito

La asunción de las competencias en Urbanismo y Actividades le han acarreado un buen quebradero de cabeza a Cristina Ribas, que está siendo investigada por presunta prevaricación por bloquear la apertura del chiringuito de Cala Gració. El alcalde, Pep ‘Cires’, también están siendo investigado por este asunto, por el que ya declararon ante el juez el pasado mes de octubre. Ambos defendieron que actuaron bajo la legalidad y según recomendaban los informes técnicos.

Ultimátum del PI

Proposta per les Illes (El PI) ha dado de margen hasta el 31 de enero para que Cristina Ribas decida si finalmente quiere dejar su acta de regidora o el alcalde de Sant Antoni le retire todas las responsabilidades políticas como segunda teniente de alcalde y de todas las áreas que gestiona si no quiere dar por dinamitado el acuerdo de gobierno tripartito.

Sin embargo, la amenaza dell PI ha caído en saco roto ya que Pep ‘Cires’ no pretende deshacerse de Cristina Ribas, aunque esto suponga quebrantar el Pacto Antitransfuguismo renovado por todos los partidos políticos, entre ellos el PSOE, en 2006.

La Federació Socialista d’Eivissa, no obstante, no considera a Cristina Ribas una trásfuga y señala que la crisis de gobierno es tan sólo un problema interno dell PI. En cualquier caso, el alcalde de Sant Antoni y Joan Torres se reunirán este mismo lunes para abordar la situación y a escasos cuatro meses de las elecciones locales.

Comentar

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

Jorge
Hace 7 meses

Y lo más importante, Cristina es una buena persona, para todos los que la conocen

Valoración:0menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1