Inicio del vallado del parquin destinado al personal en el antiguo hospital Can Misses

Este lunes ha comenzado el vallado del parquin P3 destinado al personal, que se cerrará para dotar de acceso a los vehículos de la obra y la salida de residuos

| Ibiza |

Valorar:
preload
Obras en el antiguo hospital Can Misses.

Obras en el antiguo hospital Can Misses.

18-02-2019

El Área de Salud se encuentra retirando mobiliario en los espacios a reformar del antiguo hospital Can Misses. Este lunes ha comenzado el vallado del parquin P3 destinado al personal, que se cerrará para dotar de acceso a los vehículos de la obra y la salida de residuos.

Esta zona estará ubicada frente a las antiguas consultas externas y supondrá la anulación de 30 plazas de aparcamiento de personal. También se ha procedido a vallar la zona de acopio de materiales.

La entrada a la obra en la zona de las asociaciones, el banco de sangre, la Unidad de Convalecencia Polivalente y el mortuorio se ubicará frente a las antiguas Urgencias. Toda esta zona será vallada para permitir la entrada y salida de material y personal.

Los contenedores para la recogida de escombro se ubicarán junto a la entrada de proveedores, en la parte trasera del edificio J, y también estarán vallados.

El Área de Salud de Ibiza y Formentera ha creado una comisión compuesta por la dirección y los servicios técnicos para realizar el seguimiento y evaluación de las obras de reconversión del viejo Hospital Can Misses, en Ibiza.

La concesionaria prevé una duración de las obras de 12 meses, por lo que la recepción del edificio reformado se deberá producir el 14 de febrero de 2020. El presupuesto del proyecto asciende a 3,9 millones de euros.

Según ha informado el Área de Salud de Ibiza y Formentera, el pasado 13 de febrero tuvo lugar la firma del acta de replanteo, mientras que semanas atrás habían comenzado las tareas de adecuación de los nuevos espacios para el traslado de los sindicatos.

25 CONSULTAS EN EL NUEVO CENTRO DE SALUD

El proyecto de reconversión contemplará la reforma de la planta baja y el sótano, donde se construirá el nuevo centro de salud Can Misses, la residencia para profesionales y desplazados de Formentera, un espacio destinado a asociaciones y el depósito de cadáveres.

El nuevo centro de salud contará con 25 consultas. La zona del mortuorio multiplicará por seis su espacio, contará con una gran sala de autopsias y un depósito con seis cámaras mortuorias.

Las asociaciones también contarán con un amplio espacio de casi 800 m2. El criterio de inclusión de las asociaciones aún se tiene que establecer, pero deberán tener un objeto asistencial y compartido por el Servicio de Salud.

La obra de esta primera fase supondrá reformar 6.000 m2 de las plantas primera, baja y semisótano, espacio que ha aumentado respecto al estudio previo con la ampliación de la Unidad Polivalente de Convalecencia.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.