Orientados al futuro laboral

| Eivissa |

Valorar:
preload
Cerca de 400 alumnos del Xarc, Quartó del Rei, Balafia, Sa Blanca Dona e Isidor Macabich recibieron orientación académica.

Cerca de 400 alumnos del Xarc, Quartó del Rei, Balafia, Sa Blanca Dona e Isidor Macabich recibieron orientación académica.

21-02-2019 | MARCELO SASTRE

Casi 400 alumnos de los institutos Xarc, Quartó del Rei, Balàfia, Sa Blanca Dona e Isidor Macabich se dieron cita durante la mañana de ayer en el Palau de Congressos de Santa Eulària, para asistir a una jornada de orientación académica y laboral organizada por el Ayuntamiento, con la participación de Marta Sabadell, orientadora profesional del DEP Institut, un centro de investigación sociológica y José Boto, humorista.

La jornada empezó hacia las 10:30 de la mañana, con la intervención del alcalde, Vicent Marí, que rápidamente dio paso a Marta Sabadell, para estructurar su conferencia en tres bloques: por un lado, explicó, es muy importante que los alumnos y alumnas potencien el autoconocimiento. «Es la base de cualquier decisión. Los jóvenes tienen que conocerse a ellos mismos para saber en qué son buenos, en qué destacan, cuáles son sus habilidades y sus intereses», detallaba.

Así, trazó un esquema en el que invitaba a los alumnos a autoexaminarse y definir su personalidad, sus habilidades y competencias, sus valores ocupacionales y sus intereses profesionales, acompañado de preguntas como: ¿cómo soy? ¿qué sé hacer bien? ¿qué me gusta?, preguntas que ahondaban en la configuración de un perfil personal y los condicionantes que nos pueden llevar a tomar una decisión u otra. Por ejemplo, condicionantes familiares (ya sea porque tus padres te incitan a estudiar una cosa u otra, por tradición u otros motivos), condicionantes sociales (la decisión que van a tomar tus amigos y la influencia de la cultura, como las series, las películas o la moda) y, finalmente, los condicionantes económicos, ya que los estudiantes en Ibiza habitualmente optan por estudiar fuera, ya sea en Palma o en la Península.

Competencias

«Las competencias transversales son lo más demandado en el mercado laboral», decía Sabadell, haciendo hincapié en el cuadro indicado anteriormente. Pero existen también otras variables que condicionan a los alumnos a la hora de escoger: condicionantes educativos (la nota de corte para entrar en una carrera y en una universidad concreta, por ejemplo) o de género (los estereotipos siguen ejerciendo un rol muy poderoso).

Para sortear el condicionante económico, Sabadell recordaba a los estudiantes que es muy importante que se informen sobre todos los tipos de becas que se ofrecen. «A veces ocurre que éstas se quedan vacías, porque nadie las pide», aseguraba, antes de poner un vídeo en el que una serie de estudiantes universitarios explicaban por qué habían decidido estudiar carreras como Derecho o Artes Escénicas.

Vocación

En el vídeo, buena parte de los jóvenes decían que habían elegido sus estudios por «vocación», aunque también hubo otras razones, como el condicionante económico, las salidas profesionales o la influencia familiar. Sin embargo, el elemento vocacional era el más importante de todos ellos. Al final del mismo, aparecía Xavier Sala i Martín, economista y publicista muy reconocido, quien advertía de que «escoger una carrera atendiendo solo a las salidas es un error garrafal», ya que, a su juicio, «solo si haces lo que te gusta serás bueno y feliz».

En segundo lugar, decía Sabadell, «hay que explorar la oferta formativa», es decir, conocer todas las oportunidades formativas que se ofrecen «y no solo los itinerarios más convencionales», que son los que más se conocen. En este sentido, la orientadora animó a los jóvenes «a ir más allá», conocer otras opciones, otros perfiles que «se ajusten a jóvenes que buscan construir un proyecto de vida profesional».

El tercer elemento, claro está, es el mercado de trabajo, que en continua transformación, sobre todo, desde la última revolución de las telecomunicaciones, en la que todavía estamos inmersos. «No se puede decidir solo pensando en una formación, hay que conocer qué tareas realiza cada profesional, cómo evolucionan los sectores y las perspectivas futuras de aquella profesión aquí y en el mundo», argumentaba, ya que «el mundo laboral está en continua evolución». Así, insistía en que muchos sectores desaparecerán, otros evolucionarán y aparecerán también nuevos. «Por eso damos herramientas que permitan a los jóvenes ser autónomos y tomar decisiones», afirmó Sabadell.

Final con humor

La llegada del humorista José Boto fue, seguramente, la más entretenida y divertida para los adolescentes. Boto amenizó la mañana con bromas aunque sin perder de vista el objetivo de la jornada: orientar a los estudiantes profesionalmente.

«A través del humor, ya que no sé hacer otra cosa que no sea comedia en estos 20 años que llevo como cómico, les intento guiar por el mundo del trabajo», explicó Boto. Para ello, el humorista recordó a los jóvenes para que sus padres no leyeran sus whatsapp también tienen que serlo para entrar en la fase adulta y hacer las cosas por su cuenta.

«Lo más importante es que os forméis, no tengáis prisa por trabajar, estamos en un mundo en el que hay muchas oportunidades pero también se piden muchos conocimientos y mucha formación», aconsejó.

Comentar

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

Toni
Hace 6 meses

Sí tienen un gallinero, que lo transformen en casa. De momento, ganarán más que trabajando.

Valoración:menosmas

jgb
Hace 6 meses

Y me pregunto a donde se les va a orientar a los chavales si la edad de jubilacion la quieren poner en 70 años de esta manera pocas oportunidades laborales existiran

Valoración:menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1