Denuncian una situación de «hacinamiento» en el Juzgado de Violencia sobre la Mujer

Más de 20 personas coincidieron ayer en los 30 m2 de un juzgado «especialmente sensible»

| |

Valorar:
preload
El presidente del TSJIB visitó el pasado 26 de febrero las instalaciones y pudo tomar nota de las limitaciones.

El presidente del TSJIB visitó el pasado 26 de febrero las instalaciones y pudo tomar nota de las limitaciones.

26-02-2019 | DANIEL ESPINOSA

12.45 horas de ayer. Juzgado de Violencia sobre la Mujer. Torre 1 del edificio Cetis. Más de una veintena de personas coinciden en los escasos 30 metros cuadrados dispuestos para este juzgado especializado. Además del juez titular, la secretaria y cuatro funcionarias, en la sala y antesala se encuentran otras veinte personas. Abogados, víctimas e incluso menores que ven pasar por delante suya a los presuntos agresores, un panorama que operadores judiciales y sindicatos valoran como «inadmisible, difícil de digerir en un juzgado tan sensible» como es el de Violencia de Género.

Trabajadores y usuarios hacen hincapié en que la situación que se da en las actuales dependencias son «manifiestamente insuficientes», ya que apenas quedan unos 10 metros libres para el paso de las personas. «Es un grave problema de logística», advierten.

Asimismo, hacen hincapié en que «este panorama o peor se sucederá a diario en fechas próximas, con el arranque de la temporada». Denuncian además que estas «estrecheces» se producen en un juzgado que ya se ha visto gravemente mermado porque el espacio habilitado solo permite la presencia de cuatro de los ocho funcionarios que corresponden al juzgado y que prestaban servicio hasta el 21 de enero, día en el que incendio cortocircuiteo la administración de Justicia en las Pitiusas.

Las mismas fuentes recalcan que en el edificio del número 4 de Isidor Macabich se disponían de más de 150 metros cuadrados y apuntan que la localización del juzgado de Violencia sobre la Mujer en las dependencias del Consell Insular habría permitido disponer de una sala de más de 50 metros cuadrados y otra zona para atender a las víctimas. Finalmente, en esas dependencias se han ubicado los juzgados de lo Penal, órganos que de momento no celebran vistas por las carencias que tiene la sala prevista para los juicios. Los juzgados de lo Penal ya acumulan más de 160 juicios suspendidos desde el pasado 21 de enero.

Insuficientes

El sindicato CSIF denunció ayer la situación en la que se encuentra la administración de Justicia en las Pitiusas y remarcó que los espacios actuales «no son ni los apropiados ni los suficientes». En este sentido apuntaron las carencias en el juzgado de Violencia sobre la Mujer, un problema que también sufren en las zonas habilitadas en la cuarta planta de la torre 6 del Cetis, punto donde se ubican los juzgados de Instrucción, el de guardia y la forensía. «La masificación es manifiesta», subrayó Juan Nieto, secretario general del CSIF en Ibiza y Formentera. Nieto y Sabino Aramburu, portavoz de CSIF-Justicia, insistieron en que «siendo loable la actitud mostrada por el Ayuntamiento y el Consell, urge una respuesta más inmediata por parte del Ministerio de Justicia para paliar esta gravísima situación», ya que lo contrario puede generar otros problemas de mayor alcance.

LA NOTA

Los juzgados de Instrucción también sufren problemas

Mañana se cumplirán dos meses del incendio que sumió en el caos a la administración de Justicia en las Pitiusas.

Desde ese 21 de enero, los siete órganos judiciales y otros servicios presentes en el número 4 de Isidor Macabich se han distribuido en varios puntos, pero los problemas son múltiples. Así, mientras en los juzgados de lo Penal trabajan «literalmente, codo con codo», en lnstrucción la «masificación» ha desencadenado otros problemas. Según denuncian desde CSIF, algunas instalaciones del Cetis carecen de aire acondicionado y ya se ha registrado algún incidente por el calor.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.