Empresarios de las Pitiusas

Juanjo Riera: «La mayoría de las inversiones en Ibiza se han hecho sin consumir territorio»

| Ibiza |

Valorar:
preload
Adaptación. Juanjo Riera ha explicado que el hotel adapta la oferta gastronómica -bufé- a los gustos y necesidades de sus clientes.

Adaptación. Juanjo Riera ha explicado que el hotel adapta la oferta gastronómica -bufé- a los gustos y necesidades de sus clientes.

29-03-2019

El Hotel Argos, ubicado en la zona de Talamanca, se encuentra en un enclave privilegiado. Con vistas a la playa y el mar, Juanjo Riera, propietario del hotel, nos invita a la cafetería para conocer la historia del establecimiento, que se remonta a 1966 pero que la familia Riera controla exclusivamente desde 1997. Presidente de la Federación Hotelera de Ibiza y Formentera hasta el 6 de julio de 2008, día en que se aprobó la actual Junta Directiva. Ahora es el vicepresidente primero de la patronal. Hablamos con Riera de la historia del hotel, la clientela de Talamanca, la revalorización de la zona y las perspectivas para la temporada turística que está a punto de iniciarse. Según Riera, con altibajos.

¿Cuándo abrió el Hotel Argos? ¿Quién lo fundó?
—El Hotel Argos abrió el 29 de abril de 1966, hace 53 años. Eran varios socios que lo fundaron en su día. Nuestra familia lo compró en 1997.

¿Desde cuándo lo dirige usted?
—Lo comencé a dirigir ya en el año 2009. Antes estuve unos años en otros hoteles nuestros.

Talamanca ha aumentado cualitativamente. ¿El Hotel Argos se reformó para cumplir con esas exigencias?
—Nuestro hotel tenía en principio tres estrellas. La última reforma que hicimos fue en el invierno 2011-2012, año en que renovamos completamente todas las habitaciones. Los últimos años hemos ido renovando el restaurante, los salones. Siempre estamos haciendo cosas e innovando.

Desde que su familia se hizo cargo del negocio en 1997, ¿ha cambiado mucho el tipo de turismo que recibe Talamanca?
— Bueno, ha cambiado, del mismo modo en que ha cambiado en toda la isla, en el sentido de que antes se trabajaba más con touroperadores. Ahora, Talamanca sigue trabajando con touroperadores pero también hay mucho cliente directo, a través de OTAs, es decir, Booking, Expedia, Hotel Bets y también a través de las páginas web de los propios hoteles.

¿Qué tipo de cliente es el más potente que tienen?
— Talamanca siempre ha sido una zona que ha estado muy centrada en el mercado alemán, un mercado que viene a través de touroperadores. En los últimos años, con toda la venta a través de Internet, se ha diversificado bastante la clientela. Podemos decir que en esta zona las nacionalidades predominantes son alemanes, suizos, holandeses y españoles.

¿Adaptan su oferta teniendo en cuenta los gustos de estos clientes?
— Sí, por ejemplo, adaptamos nuestra oferta gastronómica, variamos los bufés que hacemos de cara a los clientes, dependiendo de la nacionalidad. Por ejemplo, en temporada baja y media, trabajamos más con clientela alemana, suiza y holandesa. Adaptamos el bufé a sus gustos gastronómicos.

Ibiza recibe la mayoría de sus turistas en los meses de temporada alta, sobre todo, junio, julio, agosto y septiembre. ¿Cómo les afecta esta estacionalidad? ¿Abren durante todo el año?
— No, abrimos durante unos ocho meses. Bueno, en los meses de temporada baja, de marzo y abril, trabajamos más con grupos de senderistas y ciclistas. También tenemos grupos de empresas. Cuando ya empiezan los vuelos, a partir del 31 de marzo, que como ya saben es a partir de este momento cuando las frecuencias se incrementan mucho más, empezamos a tener una clientela más diversa.

¿Cuántos trabajadores tienen aquí? ¿Ha crecido en los últimos?
— En el Argos nos movemos en una horquilla entre 36 y 41 trabajadores. Luego en otros hoteles el número cambia.

¿Siempre ha sido así? ¿O esa cifra de trabajadores ha ido variando?
— Cuando aumentamos de categoría el hotel, de tres a cuatro estrellas, también se incrementó el número de empleados.

¿Cree que Ibiza camina hacia una dirección correcta cuando apuesta por la calidad?
— Creo que sí. Realmente se ha hecho un esfuerzo inversor muy fuerte, tanto por parte de los hoteleros como por parte de la pequeña y mediana empresa de Ibiza para mejorar y poder atender a un cliente que cada vez es más exigente. También hay que tener pensar que la mayoría de las inversiones que se han hecho en el sector hotelero se han hecho sin consumir más territorio. Siempre digo que Ibiza, sin consumir más territorio, se puede trabajar mucho reformando. Y no solo hoteles, se pueden reformar edificios también. Creo que el futuro de la construcción en Ibiza pasa más por reformas, por renovaciones, que no por consumir más territorio.

¿Habrá cambios y novedades de cara a la temporada turística que empieza?
— El año pasado hicimos la renovación del comedor, y este año hemos renovado algo de mobiliario del salón. Siempre hacemos cosas.

¿Cómo van las reservas? ¿Ya tienen previsiones sobre lo que va a venir?
— Este año hay mucha incertidumbre debido a que, como ustedes saben, ha habido la recuperación de mercados competidores, como el mercado turco, destinos como Túnez, Croacia, Grecia, Egipto, incluso los alemanes están viajando mucho a Bulgaria. Este invierno ya se ha notado en las Islas Canarias, que siempre son un indicador para nosotros, según cómo vaya el invierno en Canarias podemos intuir como irá el verano en el resto de las islas. Creo que el 2019, sin ser una mala temporada, sí que tendrá bastantes altibajos. Así que, de momento, se presenta con bastante incerteza.

¿Más altibajos que la temporada pasada?
— Sí.

En la feria de turismo de Berlín, que se celebró hace unas semanas, uno de los indicadores que preocuparon es que el turismo alemán podría caer entre un 4 y un 8 por ciento. Usted me dice que tienen muchos clientes alemanes aquí, ¿este indicador les preocupa?
— Nos preocupa porque, realmente, una gran parte de nuestra clientela, en el caso de este hotel, es clientela alemana, suiza, del Benelux, etcétera. En lo que estamos trabajando es, si hay una bajada del turismo alemán, compensar la bajada con la llegada de turistas de otras nacionalidades. Alternativas como puedan ser el turismo suizo, francés, del Benelux y no dejar nunca de trabajar con el turismo nacional, que en nuestro caso nunca lo hemos hecho. Lo que pasa es que somos conscientes de que este verano será un verano difícil.

¿Y el Brexit?
— El Brexit, como cambian de opinión prácticamente cada semana, creo que afectará más al año 2020, según qué tipo de Brexit haya, que no esta temporada. Por lo que yo sé, las ventas del turismo británico en Ibiza van bien para esta temporada.

¿El Hotel Argos existe fuera de Ibiza?
— No, no. Tenemos una cadena hotelera que se llama Sibiza Hotels, con cuatro hoteles, y estamos muy centrados en la isla de Ibiza. Además del tema del turismo, tenemos otras actividades, como la agricultura y la promoción, alquiler y venta de inmuebles.

¿Y no se plantean exportar la marca a otros sitios? ¿Formentera, por ejemplo?
— No, no. En Formentera está muy difícil. Nos hemos centrado mucho en el Hotel Argos. Tenemos una empresa bastante diversificada.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.