Vila reanudará de manera inmediata los trabajos para lograr la aprobación del nuevo PGOU

|

Valorar:
preload
El alcalde de Vila, Rafa Ruiz, junto a la concejala de Urbanisme, Elena López, durante un pleno.

El alcalde de Vila, Rafa Ruiz, junto a la concejala de Urbanisme, Elena López, durante un pleno.

29-03-2019 | MARCELO SASTRE - Archivo

Ante la decisión comunicada por el Consell d'Eivissa de pedir nuevos informes antes de aprobar el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), el Ayuntamiento de Eivissa ha confirmado este viernes que comenzará de manera inmediata el trabajo para justificar la suficiencia de agua y la adaptación al Plan Hidrológico.

El Ayuntamiento lamenta que a pesar de haberse tramitado un plan que supone una reducción importantísima del techo de población (pasando de los 120.000 a los 77.000 habitantes) y a pesar de haber conseguido la Declaración Ambiental Estratégica favorable, se considere que no está suficientemente justificado el nuevo documento de ordenación urbanística, lo que hará que durante los próximos días decaiga la suspensión de licencias y entre en vigor el plan anterior, de 1987.

Dado que el suministro de agua no es una competencia municipal, el Ayuntamiento exigirá a la entidad responsable, Abaqua, que haga pública su planificación para la mejora de las infraestructuras, que no son de carácter municipal sino insulares, y que dé respuesta a las necesidades del municipio de Ibiza y de la isla en general.

"Cabe destacar que de la comunicación emitida por el Consell se desprende que la tramitación del PGOU no tendrá que empezar de cero, sino que confirmada la suficiencia de agua para la planificación prevista y realizada la adaptación al Plan Hidrológico, se podrá volver a llevar el plan a aprobación provisional y podrá ser aprobado después de una nueva exposición pública", han explicado desde el Consistorio. En este sentido, el Ayuntamiento quiere remarcar que en ningún momento durante los cuatro años de tramitación que lleva el plan, ni la Dirección General de Recursos Hídricos ni el Consell habían advertido sobre estas circunstancias que ahora impiden la aprobación definitiva y que, por tanto, no han podido ser atendidas durante las diferentes fases de exposición pública y mejora del documento.

Durante las próximas semanas, los servicios técnicos y jurídicos del Ayuntamiento de Eivissa estudiarán caso a caso la repercusión de la entrada en vigor del plan general de 1987. Se trata de una entrada en vigor atenuada ya que el plan ha sido modificado durante los últimos años en muchos aspectos, mediante modificaciones puntuales, y existe numerosa normativa superior que altera su contenido.

"Por citar algunos ejemplos, la protección de ses Feixes o del entorno del Puig des Molins están garantizadas por otra normativa; y proyectos emblemáticos como las VPO del Ibavi podrán seguir adelante debido a su estado actual de tramitación. Lo mismo ocurrirá con la reforma del entorno de Ibiza Centro o con la unidad de actuación de sa Penya que permite su rehabilitación", han señalado.

Por el contrario, las principales consecuencias de la entrada en vigor del plan de 1987 serán la falta de normas urbanísticas, la falta de definición de usos de las parcelas o la mayor altura de los edificios permitidos en suelo urbano. Desde el Ayuntamiento de Ibiza ya se están estudiando las medidas a tomar a corto y medio plazo para dar respuesta a estas cuestiones.

Comentar

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

Pep
Hace 8 meses

Aquestos de recursos hidrics nomes saben donar pes sac. Soc pages i no puc fer sa feina com dieun ses lleis perque no me deixen. No senten que vulguin protegir sa terra i fasin aiço

Valoración:1menosmas

Joan
Hace 8 meses

Que se larguen ya!!! Otra demostración de ineptitud y van ....

Valoración:0menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1