Una nueva balsa optimiza los recursos hídricos en Rafal Trobat

El embalse tiene una capacidad de 300.000 litros y mejora el sistema de los bancales tradicionales

|

Valorar:
preload
Sa Bassa des Rafal Trobat favorece la biodiversidad de la zona y la prevención de riesgos forestales.

Sa Bassa des Rafal Trobat favorece la biodiversidad de la zona y la prevención de riesgos forestales.

18-05-2019 | DANIEL ESPINOSA

El Vall des Rafal Trobat estrena un proyecto medioambiental pionero que le va a permitir optimizar sus recursos hídricos y recargar su acuífero sobreexplotado por el abastecimiento urbano.

Miembros de la AAVV des Rafal Trobat, de la Asociación de Propietarios Forestales de Eivissa y Eivissa Preservatión Found han estudiado y encontrado una solución sostenible a los problemas de abastecimiento de agua y escasez que sufre la isla de Ibiza, y lo han implantado en esta zona de sa Serra Grossa. Para ello han reunido recursos y han construido una balsa que tiene una capacidad de almacenamiento de agua de 300 mil litros.

Este embalse permite retener, infiltrar en el terreno y almacenar el agua de lluvia, mejorando los bancales tradicionales. Además, esta obra de ingeniería permite otros beneficios medioambientales como la mejora de la biodiversidad y la prevención de riesgos forestales.

Sa Bassa des Rafal Trobat es «una iniciativa sostenible que ha costado mucho esfuerzo, trabajo, dinero y tiempo», pero que según dos de sus impulsores, Rafael Tur y Sandra Benbeniste, «merece la pena».

«Ni es tan difícil, ni es imposible, explicó Tur ayer mientras mostraba la obra. Las cosas se hacen y es mucho más sencillo de lo que dicen. Hay gente que pone problemas y nosotros buscamos una solución. En este caso tenemos un problema con la infiltración del agua y hay que demostrar que se pueden hacer actuaciones para recuperar sa Serra Grossa.

«Cuando hablas con la Administración parece que estés hablando con gente de Marte y no debería ser así. Las balsas de filtración son necesarias y lo son ya. La Administración opera las canalizaciones cuanto más grandes y rápidas mejor. Y no, es al revés. El procedimiento que llevan a cabo, cuando lo hacen, es limpiar un cauce a lo bestia, con maquinaria pesada que destroza la biodiversidad. Lo que hay que hacer es parar el agua, laminarla y que se infiltre. Esto es lo que estamos trabajando nosotros y lo que hemos hecho con esta balsa», concluyó Tur.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.