Retratos en madera para concienciar sobre el fenómeno de la inmigración

| | Eivissa |

Valorar:
preload
El artista zamorano durante una muestra que hizo en la localidad lituana de Kaunas, después de haber sido seleccionado para hacer una residencia.

El artista zamorano durante una muestra que hizo en la localidad lituana de Kaunas, después de haber sido seleccionado para hacer una residencia.

06-06-2019

El pintor zamorano Juan Hernández ha inaugurado este viernes en el conocido bar Ca n’Anneta de Sant Carles su exposición de pintura La faz del mundo. Está compuesta por una treintena de cuadros elaborados en madera que se podrá ver hasta el próximo día 30 de este mes.

Es la primera vez que este artista nacido en Zamora pero residente desde hace varias décadas en Valladolid expone en nuestra isla. Para la ocasión ha escogido seis cuadros de 120 x 90 centímetros y otros veinte de 60 x 40 centímetros. En todos ellos el retrato juega un papel fundamental siempre plasmados con su característico estilo, repleto de colorido, realismo y en el que las propias vetas de la madera se convierten en un elemento más de cada pintura. «Creo mis obras fundamentalmente con acrílico y lápices de colores pero lo que hace diferente a mi obra es la importancia que le doy al soporte, ya que al trabajar directamente sobre la madera sus imperfecciones forman parte de la fisonomía de las caras», aseguró ayer el artista a Periódico de Ibiza y Formentera.

Las últimas exposiciones de Juan Hernández en la península tuvieron siempre el mismo nombre, Piel de madera, pero en esta ocasión ha optado por La faz del mundo. El nombre viene de un poema homónimo que le dedicó a su trayectoria el conocido poeta soriano Fermín Herrero, galardonado con el Premio Nacional de la Crítica y de las Letras de Castilla y León, y también porque la propia exposición «quiere ser una reivindicación sobre el problema de la inmigración en todo el mundo» a través de retratos reales o ficticios de personas de distintas razas. «En los tiempos que corren, en pleno siglo XXI, no se tendrían que levantar muros ni fronteras con alambre de espino, ya que lo más normal es que todo el mundo vaya moviéndose en busca de un futuro mejor», concluyó Hernández.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.