Detenido por un ‘simpa’ de 866 € tras una opípara cena y un vino de reserva en Ibiza

El hombre, un británico de 42 años, pasará hoy a disposición judicial acusado de un delito de estafa

| | Eivissa |

Valorar:
preload
El hombre fue detenido por agentes de la Policía Local de Santa Eulària.

El hombre fue detenido por agentes de la Policía Local de Santa Eulària.

01-08-2019

Una cena opípara regada con un vino extraordinario, una cuenta que asciende a más de 800 euros y un comensal, bebido, que dice que no paga. Apenas dos semanas después del ‘simpa’ protagonizado por un italiano en Formentera, otro turista, en este caso un británico, ha repetido el guión, pero doblando ampliamente los 416,16 euros que dejó a deber el primero en es Molí de Sal.

Los hechos ocurrieron la noche del miércoles en un restaurante de Jesús con vistas a Talamanca. El individuo, de 42 años y nacionalidad británica, disfrutó de una suculenta cena. A la hora de afrontar el último plato, el de la cuenta, el hombre, en estado de embriaguez, advirtió que no abonaba los 866 euros a los que ascendía la cuenta.

Ante la negativa a abonar la cena, los responsables del negocio llamaron a la Policía Local de Santa Eulària. Una patrulla se trasladó hasta el lugar y procedió a la detención del hombre como presunto autor de un delito de estafa.

El individuo fue trasladado a dependencias de la Policía Local de Santa Eulària y, posteriormente, entregado a la Guardia Civil. El arrestado pasará hoy a disposición del juzgado de guardia de Ibiza para rendir cuentas por la cena no abonada.

Al superar los 400 euros, el hombre se enfrenta a un delito de estafa que recoge penas que van desde los seis meses a los tres años de prisión.

Precedente en Formentera
El caso de este británico tiene un precedente reciente en Formentera. Ocurrió la noche del 17 de julio. Mariscos, pescado fresco, vino y licores por valor de 416,16 euros. Es la cuenta de la cena que hace dos semanas disfrutó un italiano en el restaurante es Molí de Sal. Tras el manjar, G.M., de 46 años, señaló que no tenía dinero. El propietario del negocio alertó a la Guardia Civil y el individuo fue detenido. 48 horas después quedaba en libertad. Ante la juez de guardia declaró que era insolvente.

Tras los hechos, Juan Yern, propitario de es Molí de Sal, hizo un llamamiento a la responsabilidad del resto del gremio en casos similares a este. «Que la gente no tenga vergüenza, ni miedo y denuncie estos casos».

Comentar

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

juan y ann
Hace 3 meses

Que estos restaurantes tan caros no tengan vergüenza, ni miedo y denuncie estos casos para tener precios tan elevados

Valoración:-11menosmas

Un caballa en Baleares
Hace 3 meses

Si la temporada pasada la moda estrella fue los globitos, pues este año es el simpa..lo jodido,, ¿ qué nos traerá el año próximo ?

Valoración:12menosmas

David
Hace 3 meses

Deberian detener también a la chusma que viene en verano y va comiendo lo que se les antoja en los grandes supermercados de franquicia dejando los envoltorios por cualquier esquina. Es vergonzoso el creciente nivel bajuno de muchos de los que visitan las islas.

Valoración:37menosmas

Lara
Hace 3 meses

¿Porqué en este caso no se nombra el nombre del restaurante de Jesus y en el caso del Italino del otro día si se nombra? Por curiosidad..

Valoración:43menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1