El auge de las nuevas comercializadoras de electricidad independientes

| Ibiza |

Valorar:

Las comercializadoras eléctricas independientes captaron a uno de cada cinco clientes que cambiaron de compañía durante el primer trimestre del año 2018. En concreto, estas comercializadoras pasaron a integrar en sus listas a casi 196.000 de los más de 876.000 consumidores que optaron por cambiar de compañía en los tres primeros meses de este año.

Estos datos arrojan que más del 22% de los clientes que cambiaron de compañía en ese periodo de tiempo lo hicieron a una de estas comercializadoras independientes. Un cambio que se produjo especialmente por factores como el complejo servicio que vienen ofreciendo los cinco grandes grupos de eléctricas tradicionales.

Una de las comercializadoras independientes que precisamente se está convirtiendo en alternativa a las grandes eléctricas es Podo. Creada en el año 2016, esta nueva compañía apuesta básicamente por el ahorro, la sencillez y la innovación tecnológica como pilares fundamentales de su negocio. Solo hay que echarle un vistazo a las ofertas de Podo para darse cuenta que estamos frente a una de las compañías de mayor éxito de los últimos años.

Las pequeñas comercializadoras independientes están captando poco a poco a los clientes que huyen descontentos con los abusos de las grandes eléctricas. La falta de transparencia y las grandes fluctuaciones en el precio de la luz son dos de los principales factores del cambio. Pero, ¿qué son en realidad las comercializadoras eléctricas independientes como Podo?

La comercializadora eléctrica independiente

El caso de Podo es sin duda uno de los mejores ejemplos que podemos encontrarnos en la actualidad de comercializadora eléctrica independiente. Estamos frente a una empresa con la que se gestionan los contratos de luz y gas y a la que se paga directamente por los servicios prestados.

El trabajo de una comercializadora como Podo es hacer llegar la electricidad a las viviendas o locales tras haberla comprado en el mercado mayorista. Quiere esto decir que se trata de la compañía que se encarga de llevar el suministro eléctrico a los clientes y de fijar las tarifas eléctricas. Finalmente, factura el servicio prestado según las lecturas que realizan las distribuidoras en el contador de cada usuario.

Existen en la actualidad dos tipos de comercializadoras de electricidad:

  • Comercializadora de libre mercado: vende la energía al precio que fija, pudiendo incluir ofertas, descuentos, cláusulas de permanencia, etc.
  • Comercializadora de referencia (conocidas anteriormente como comercializadora de último recurso): administra las tarifas del mercado regulado y solo actúa como intermediaria entre la distribuidora de electricidad y los clientes, sin ofrecer descuentos

La comercializadora eléctrica independiente Podo

Las distribuidoras se reparten el territorio, es decir, cada una de ellas actúa en una zona concreta. En España, sin ir más lejos, contamos con cinco empresas distribuidoras de electricidad, operando cada una en su propio territorio. No pueden elegirse ni cambiarse.

Sin embargo, a pesar de pertenecer a una distribuidora por nuestra situación geográfica, sí que podemos elegir la comercializadora independiente que queramos. En este sentido, entrarían en juego las tarifas y ofertas que puede ofrecernos, destacando en la actualidad Podo que, según los principales comparadores de la red, cuenta con las mejores ofertas en luz y gas de todo el mercado energético español.

El plan que nos propone Podo se basa especialmente en dos productos:

  • Plan FIJO: el cliente pagará lo mismo todos los meses
  • Plan FLEXI: se paga al mes exclusivamente lo que se consume

Cada uno de los planes está totalmente personalizado a las necesidades de electricidad de cada cliente. Para calcular la mejor oferta, Podo cuenta con una innovadora tecnología basada en el big data. A través de un potente algoritmo es capaz de hacer un cálculo del histórico de consumo del cliente. De esta manera, y teniendo en cuenta sus hábitos, le hará llegar la oferta más ajustada para su vivienda o local comercial.

Al mismo tiempo, la nueva tecnología de Podo nos permitirá disponer de un control total de nuestro consumo. A lo largo del mes podremos ver en nuestra cuenta de cliente el gasto de energía que llevamos acumulado para no llevarnos ninguna sorpresa desagradable con el recibo de la luz.

Un sistema que, como podemos ver, revoluciona por completo el concepto de tarificación al que estamos acostumbrados. Hasta la fecha, con las eléctricas tradicionales no podemos saber lo que pagaremos de luz hasta que la factura no nos llega a casa. Sin embargo, con Podo podemos acceder a tiempo real y en cualquier momento al consumo que llevamos acumulado.

Ni que decir tiene que todas estas ventajas son las que están suponiendo que una gran cantidad de clientes estén apostando por Podo. Las nuevas comercializadoras independientes de electricidad están irrumpiendo con fuerza en el mercado energético español. Y, de todas ellas, Podo es la alternativa que mejores prestaciones ofrece para los consumidores.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.