El pianista buscado en Austria gastó una broma al fingir su muerte

El artista estaba vinculado a Eivissa

Valorar:
J.J.M./EFE-VIENA
El famoso pianista y compositor austriaco Friedrich Gulda, vinculado a Eivissa, sigue vivo y las noticias publicadas el pasado fin de semana sobre su fallecimiento en Zurich fueron supuestamente una broma pesada del excéntrico artista. Este periódico ya adelantó ayer que el músico se encontraba bien después de que una joven ibicenca que trabaja con él asegurara que su estado de salud era bueno tras tener noticias de él por teléfono.

El pianista se puso en contacto el lunes en Ginebra con un agente de conciertos que ha querido mantener su anonimato, pero que reveló el hecho a un periodista del diario suizo «Neue Zuercher Zeitung».

Según esa versión, Gulda pidió al agente ayuda en una broma que quería gastar para difundir la falsa noticia de su propia muerte, algo que éste rechazó. Pese a ello, el pianista envió un fax de carácter necrológico a la revista austriaca «Profil» utilizando al parecer sin su permiso el nombre del agente para darle a la nota mayor autenticidad.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.