Un herido muy grave tras precipitarse con su coche a un torrente de es Cubells

El conductor, un marroquí de 43 años, pudo ser rescatado con vida gracias a que dos motoristas dieron aviso al presenciar la caída

Valorar:
Una piedra de grandes dimensiones impactó sobre el turismo cuando este ya se hallaba completamente volcado. Foto: GERMAN G. LAMA.

Una piedra de grandes dimensiones impactó sobre el turismo cuando este ya se hallaba completamente volcado. Foto: GERMAN G. LAMA.

J.J.MONERRI
Un marroquí de 43 años, identificado como A.D., resultó herido muy grave en la madrugada de ayer después de que el coche que conducía se precipitara por un torrente de es Cubells, en una caída de más de cincuenta metros de altitud. Tras chocar contra el suelo y volcar, una roca de grandes dimensiones arrastrada durante la caída impactó contra el coche accidentado. Su rescate, en un terreno difícil y abrupto, duró cuatro horas.

El siniestro, ocurrido pasadas las tres de la madrugada en el kilómetro 4'400 de la carretera de es Cubells, fue visto por dos jóvenes que se habían quedado sin gasolina y que se hallaban intentando arrancar su moto cuando el Volswagen (IB-8327-CV) que conducía A.D. se salió de la calzada por causas aún no aclaradas al tomar un tramo curvo y cayó al torrente de s'Aigua.

Gracias a ello, inmediatamente se movilizó un dispositivo de rescate que finalmente congregó a efectivos de la Benemérita -hasta tres unidades, incluido Tráfico-, Policía Local de Sant Josep, bomberos, personal de Ambulancias Insulares, así como dos facultativos del centro médico de Sant Antoni que fueron requeridos ante la gravedad del suceso.

El turismo fue hallado en el fondo del torrente completamente volcado y con una piedra de grandes dimensiones encima. Las primeras unidades que llegaron hasta este sitio constataron que el conductor estaba aún con vida -después de oirle gritar pidiendo socorro- y que se hallaba todavía atrapado dentro de su automóvil sin indicios de que pudiera salir.

El conductor accidentado fue trasladado en los minutos siguientes a una ambulancia que le esperaba para proceder a su evacuación mientras el personal médico requerido continuaba haciendo todo lo posible para salvar su vida. A.D. quedó ingresado en la Policlínica de Nuestra Señora del Rosario. Los últimos partes médicos recogidos por este periódico confirmaban su estado de gravedad. Al cierre de esta edición, su estado de salud estaba estacionado.

Comentar

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.

De momento no hay comentarios.