8

El Juzgado de Instrucción número 4 de Santander, en funciones de guardia, ha archivado las diligencias urgentes abiertas contra una madre que fue denunciada por la Policía Local de Santander por pegar a su hija de diez años, después de que llegara dos horas tarde del colegio.

La Policía detuvo a esta mujer después de que un vecino avisara a este Cuerpo porque había escuchado gritos en la vivienda.

El Tribunal Superior de Justicia de Cantabria, que ha informado del archivo de las diligencias abiertas, señala que en el transcurso de la riña, la mujer abofeteó en dos ocasiones a la menor y la arrojó un rascador al pie que le produjo pequeñas erosiones.

Cuando la Policía Local se personó en la vivienda, se llevó detenida a la mujer, que declaró en comisaría. Luego, quedó en libertad y citada para acudir al Juzgado de guardia al día siguiente.

La mujer fue citada para declarar por estos hechos y su hija también lo hizo, según el Tribunal Superior de Justicia.

Tras escuchar a ambas, el Ministerio Fiscal solicitó el sobreseimiento de las actuaciones al no apreciar intención lesiva en la actuación de la mujer.

Después de la comparecencia ante el juez, el asunto quedó archivado al no existir acusación contra ella.