No se deben consumir los alimentos que se hayan mojado durante las inundaciones

| Palma |

Valorar:
preload
El Servicio de Seguridad Alimentaria ha advertido que no se deben consumir los alimentos que se hayan mojado y que no estén en envases herméticos.

El Servicio de Seguridad Alimentaria ha advertido que no se deben consumir los alimentos que se hayan mojado y que no estén en envases herméticos.

16-12-2016 | Redacción Digital

El Servicio de Seguridad Alimentaria ha advertido este lunes, tras las inundaciones en locales y viviendas producidas a causa de las fuertes lluvias caídas en Baleares, de que no se deben consumir los alimentos que se hayan mojado y que no estén en envases herméticos.

Los responsables de Seguridad Alimentaria han avisado de que los envases de cartón, como los de zumos y leche, así como los envases con tapón de rosca no se consideran herméticos y, por tanto, si se han mojado se deben desechar, ha informado la Dirección General de Salud Pública y Participación en un comunicado.

Se recomienda además comprobar que las latas con alimentos no hayan golpeado o roto, no tengan mucho de óxido o estén abombadas. Si se han mojado en una inundación, antes de abrirlas conviene limpiarlas con lejía apta para la desinfección de agua para beber.

Advierten además de que, en caso de que se produzca un corte del suministro eléctrico, se debe mantener cerrada la puerta de la nevera y, de este modo, la temperatura se mantendrá durante 4 horas.

Además se deben emplear termómetros para refrigerador para saber cuánto ha bajado la temperatura de la nevera. Si es posible, se recomienda introducir en la nevera bolsas de hielo, o bien envases de líquido refrigerante o hielo seco para mantener la temperatura el mayor tiempo posible.

En cuanto al congelador, si se mantiene cerrado se mantendrá a la temperatura adecuada hasta 48 horas si está lleno. Si está medio vacío tarda unas 24 horas en empezar a descongelar, por lo que se recomienda juntar todos los alimentos del congelador en un solo bloque.

Si los alimentos del congelador se han descongelado, no se deben volver a congelar. En este caso, se deben cocinar (someterlos a tratamiento térmico) y luego ya sí se pueden congelar.

Para cocinar y para beber, se debe emplear siempre agua embotellada que no haya sido expuesta a la inundación. Si no se dispone de agua embotellada, es mejor siempre hervir el agua del grifo antes de usarla.

Los responsables de Seguridad Alimentaria recuerdan que los síntomas de intoxicación alimentaria son vómitos, diarrea y malestar general, que pueden tener un período de aparición de 20 minutos a unos días.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.