Roban ordenadores, un tensiómetro y un móvil en una tienda de instalaciones climáticas

| Sant Antoni |

Valorar:
preload
Los ladrones accedieron al establecimiento por una zona en la que se había desconectado la alarma, para facilitar el trabajo a los electricistas.

Los ladrones accedieron al establecimiento por una zona en la que se había desconectado la alarma, para facilitar el trabajo a los electricistas.

Arguiñe Escandón

Una tienda de instalaciones climáticas de la localidad de Sant Antoni sufrió un robo el día de Navidad, en el que los cacos se llevaron cuatro ordenadores, un utensilio para medir tensiones eléctricas y un móvil de empresa.

Las sustracciones se produjeron entre los días de Nochebuena y Navidad, en el establecimiento de la calle València, que tiene una empresa encargada de instalaciones de electrodomésticos como aires acondicionados, calderas y termos, entre otros, según informó un empleado de la misma empresa, que denunció los hechos ante la Guardia Civil.

Se trata de la sociedad limitada Electroclima Portmany, con sedes en el mencionado municipio de Sant Antoni y Vila. Según informó el trabajador, Reda, el 25 de diciembre, a las 23.00 horas, recibió la llamada de su superior, en la que le alertaba de que la empresa de alarmas había detectado una entrada en el establecimiento.

«Yo trabajo de contable en la empresa desde hace tres años. El 24 de diciembre estuve allí hasta las 15.00 horas y el 25 es cuando recibo la llamada. Cuando acudo, veo que uno de los vidrios de la cristalera está roto debajo de una puerta que no tiene alarma, así que deben haberle dado un golpe fuerte porque había cristales encima de las mesas y en el suelo, hasta el fondo de la oficina», relató el empleado.

«Creo que es un exempleado»

Preguntado por si las primeras investigaciones aportaron algo de luz o si tienen alguna sospecha, Reda comentó que se han cambiado de sede hace un mes y en ese punto «había una alarma, que se quitó porque molestaba a los electricistas para montar lámparas». «Yo me imagino que es alguien que ya sabía dónde estaba cada cosa y dónde dar el golpe, así que creo que es un extrabajador, porque justo esa oficina antes era un almacén», explicó.
Por el momento, no saben el valor de los objetos robados porque «se los enviaron desde la central en Palma y todavía no tienen la factura de lo que les costó», pero Reda se mostró extrañado de que los ladrones no se llevaran otro tipo de herramientas que había en la oficina y dos móviles baratos, si bien se llevaron el caro.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.