Comitiva real en Santa Eulària

| Santa Eulària |

Valorar:
preload
Melchor, Gaspar y Baltasar llegaron tras la puesta de sol a bordo del Gran Cormorán 6 y desembarcaron en el muelle de la Escuela Municipal de Vela. Foto: DANI MANAU

Melchor, Gaspar y Baltasar llegaron tras la puesta de sol a bordo del Gran Cormorán 6 y desembarcaron en el muelle de la Escuela Municipal de Vela. Foto: DANI MANAU

06-01-2016

Las calles de Santa Eulària se llenaron de personas y de ilusión para recibir a Sus Majestades los Reyes Magos. Los monarcas llegaron, como en años anteriores, por vía marítima, y lo hicieron una vez había caído el sol y empezaba a anochecer en la Villa del Río. Así, cuando el astro rey se escondía tras Siesta, los tres soberanos más deseados por los pequeños de la casa tomaron el protagonismo.

Fue la embarcación Gran Cormorán 6, en la que lucía una luminosa estrella, la encargada de llevarlos hasta el muelle de la Escuela Municipal de Vela, sobre las 18.40 horas. Enfrente, en el paseo marítimo, se agolpaban centenares de niños y adultos, todos ellos impacientes por verlos pasar ante ellos y, con un poco de suerte, recibir algún caramelo que llevarse a la boca de los más de 900 kilogramos que se iban lanzar a lo largo de la noche, todos ellos aptos para celíacos y para aquellos que sufren alergia a la leche y al huevo.

La banda de la Colla des Riu y la Agrupación Musical del Santo Cristo de la Agonía, de Vila, pusieron las primeras melodías a la llegada de Sus Majestades. Encabezaban una comitiva formada por un centenar de personas que se dispuso a avanzar por la calle Sant Llorenç, Sant Joan y Huesca hasta alcanzar la principal vía de la localidad, la calle Sant Jaume.

Una vez allí, la cabalgata se detuvo ante la capilla de Lourdes, como señala la tradición. Por un momento, los Reyes de Oriente bajaron de sus espectaculares carruajes para rendir su adoración al buen Jesús en un breve acto litútrgico.

A su salida del templo, los más pequeños abrían sus ojos como platos y aprovechaban la corta distancia para pedir caramelos extendiendo sus manos. Padres y otros familiares, armados con sus cámaras, teléfonos o tabletas, disparaban sus flashes. Otros adultos, en cambio, dejaban la tecnología a un lado y pugnaban por conseguir un dulce para sus hijos o nietos, una escena que se repite año tras año.

La marcha prosiguió hasta alcanzar la plaza España, donde la cabalgata llegaría a su fin. Frente al Ayuntamiento, Melchor, Gaspar y Baltasar atendieron de nuevo a todo aquél que quiso un caramelo o una fotografía. Casi todo el mundo alargaba la mano para pedirles dulces, salvo una niña que llamó la atención de Melchor para entregarle su chupete, como señal de que ya es suficientemente mayor como para dejar de usarlo. Aproximadamente a esa misma hora los niños de Santa Gertrudis y de Sant Carles asistían también sus sendas cabalgatas, tan mágicas como simultáneas.

Poco a poco, los Reyes de Oriente se hicieron paso y llegaron al escenario instalado frente al edificio del Consistorio. Allí les recibió el alcalde de la Villa del Río, Vicent Marí, que efectuó dirigió unas breves palabras a los centenares de personas que llenaban la plaza. Durante su intervención, Marí dio por seguro que todos los niños del pueblo recibirían muchos regalos, ya que todos ellos se habían portado bien durante el año. Además, también se refirió a aquellos niños que habían sufrido grandes penurias como las los refugiados sirios. Finalmente, el primer edil tuvo tiempo para felicitar el Año Nuevo a todos los vecinos de Santa Eulària, aunque sufrió un lapsus y empezó deseando un feliz «mil novecientos...», que rápidamente corrigió por 2016.

Seguidamente, llegó el momento más esperado por niños y niñas: la entrega de los primeros regalos. Así, los pajes reales fueron llamando uno a uno a los pequeños para que recogieran personalmente sus presentes de la mano de Sus Majestades. De nuevo, ojos que no podían estar más abiertos, llenos de ilusión no solamente por recibir el juguete deseado, sino por el solo hecho de encontrarse ante tan mágicos personajes, que durante el resto de la noche tendrían mucho trabajo para llegar a todos los rincones del municipio y entregar a los niños santaularienses los obsequios más anhelados.

Programa de hoy

10.30 h PUIG D’EN VALLS

La cabalgata de Puig d’en Valls partirá de Can Negre a las 10.30 horas, llegando a las 11.30 a la plaza del pueblo, donde se empezarán a repartir los regalos a los niños de esta parroquia.

12.30 h JESÚS

El desfile saldrá desde el campo de fútbol y se dirigirá hacia el centro del pueblo. Sus Majestades irán a pie al club parroquial, donde adorarán la figura de Jesús. Tras ello, habrá un espectáculo de equilibrismo y la suela de globos en la plaza.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.