Redescubriendo nuestras islas

| Eivissa |

Valorar:
La Torre des Savinar, muy cerca de Cala d’Hort.

La Torre des Savinar, muy cerca de Cala d’Hort.

Hay tantos lugares fascinantes en nuestra isla que cuando queremos salir a pasear o de excursión, el abanico de posibilidades es tan grande, que uno no sabe dónde ir. Existen rincones que creemos que son temporales, es decir, lugares que «abandonamos» o nos olvidamos de ellos para visitarlos única y exclusivamente durante el verano.

Borremos esta errónea idea y disfrutemos del buen tiempo de invierno, de nuestro microclima, de la costa, de la montaña, de las playas y de las maravillosas excursiones que podemos llevar a cabo descubriendo y redescubriendo ‘la otra Ibiza’.

Sal de la rutina, sigue con los buenos propósitos que tienes en mente. Recorre Ibiza, ve en busca de aventura, piérdete por sus caminos… Andando, en bici, corriendo… Cualquier opción es perfecta para disfrutar de la naturaleza, de nuestros paisajes y de la buena compañía. Organiza una excursión con los amigos, con la familia, e incluso sólo. Elijas lo que elijas, siempre es buen momento para saborear dichos encantos naturales. No dejes de hacerlo, prepárate y sal de casa con ganas de que la isla y sus entornos te sorprendan.

¿Estás preparado para ello? Hoy os propongo cinco lugares idóneos donde poder desconectar del mundo.

1. Torre de Ses Portes.

Encabezaré la lista con una de mis excursiones preferidas y, además, de fácil acceso, sin riesgos y apta para toda la familia, la Torre de Ses Portes. Ubicada en el parque natural de Ses Salines y que constituye una importante área de descanso para las aves migratorias. No es de extrañar encontrar a decenas de flamencos descansando en los estanques.

Por otro lado, la belleza de sus dunas y su agua cristalina la convierten en una de las excursiones obligadas en cualquier época del año.

Durante el verano, se convierte en una de las playas más visitadas de Ibiza; durante el invierno, los excursionistas no dejan de visitarla por el encanto natural que la rodea.

No te sorprendas si en pleno mes de enero descubres a diferentes bañistas dándose un chapuzón para refrescar sus ideas. Si eres valiente, ¡no dejes de hacerlo!

Iniciaremos la ruta en plena playa (en el lado opuesto a la torre) para recorrer la orilla sin perder de vista nuestro punto de referencia y destino final, la Torre de Ses Portes.

De camino, encontrarás calas secretas y únicas donde podrás disfrutar de la tranquilidad y la privacidad que te regala esta parte de la isla.

2. Torre des Savinar

También conocida como Torre del Pirata o Torre des Cap des Jueu, es considerado uno de los lugares más bonitos de la isla. Esta torre de vigilancia y defensa situada en la costa sur-oeste de Ibiza. Desde aquí hacían guardia contra las incursiones de los piratas. Fue construida durante el siglo XVIII para vigilar la costa de la isla. Se encuentra cerca de Cala d’Hort. Situada frente a los maravillosos islotes de Es Vedrà y Es Vedranell y ubicada a 200 metros sobre el nivel del mar. Desde aquí podréis contemplar estas islas y también sentir la enorme fuerza enigmática que desprenden. Muchos son los escritores, músicos y artistas que acuden a este lugar para empaparse de la energía que transmite y así plasmarlo en sus obras. Su magnetismo, su fuerza y las increíbles vistas, hacen que este lugar se convierta en único.

El paseo para llegar a ella es un recorrido precioso; no tengáis prisa, esperad hasta el atardecer y podréis despedir el día con una increíble puesta de sol.

3. Faro de Punta Grossa.

Este faro misterioso entró en servicio en el año 1870 pero tuvo una corta vida; fue deshabitado en 1914. El Faro de Punta Grossa dejó de iluminar pocos años después de su inauguración ya que su ubicación fue objeto de discusión desde sus inicios constructivos. Por eso, dicen que su función fue substituida por la del faro de la isla de Tagomago, del que pensaban que ofrecería un mejor servicio ya que éste no cumplía con las expectativas.

Ubicándonos en el municipio de Sant Joan de Labritja, llegaremos hasta la cala de San Vicent y continuaremos (dirección norte) por las urbanizaciones de la zona hasta llegar a un camino (entre el mar y la montaña) que nos llevará hasta el faro. No existe señalización específica de esta ruta, así que tendréis que activar vuestro lado más aventurero para llegar al destino. Es una camino un tanto complejo, por eso recomiendo evitar la compañía de los más pequeños de la casa.

Hoy por hoy, es uno de los destinos preferidos de los amantes del Trekking.

4. Sa Talaia.

Otra de mis propuestas es visitar el punto más alto de Ibiza que, casualmente, se encuentra en el municipio más extenso de la isla, Sant Josep. Un terreno que ofrece excursiones muy atractivas gracias a su increíble naturaleza. Una excursión obligada es subir a la cima del monte de Sa Talaia, que con 475 metros de altura, es el pico más alto de las Pitiusas y el quinto más alto de las Islas Baleares. Se encuentra situado en el centro del municipio que lo apadrina. Desde Sa Talaia, podréis disfrutar de una de las mejores vistas panorámicas que ofrece la isla, además, si el día es claro, podréis divisar la Península. Lo bueno de este lugar es que puedes disfrutar de su maravilloso entorno a cualquier hora del día. Déjate llevar por el encanto del amanecer, vive su entorno a plena luz, enamórate de su atardecer o contempla las vistas bajo la luz de la luna. Otra de las opciones es llevar a cabo esta excursión en bici. No tengas prisa y pedalea hasta la cima.

5. Cap de Barbaria, Formentera.

No podíamos despedir esta lista de excursiones pitiusas sin mencionar uno de mis rincones preferidos de la isla vecina. El Faro de Cap de Barbaria, uno de los lugares más visitados y conocidos de Formentera. Una visita obligada donde las haya. Un lugar paradisíaco donde la sensación de libertad te inunda cada vez que acudes. Como mencionaba anteriormente, no existe lugar en nuestras islas que no pueda ser visitado en invierno, es más, su encanto puede engrandecerse. Esta excursión también ofrece la posibilidad de hacerlo en bicicleta.

Está ubicado en el extremo de Balears más próximo a África, lo que hace que sea el punto más meridional. Desde su construcción, en 1763, su estructura no ha sido modificada y al mantener la puerta en la primera planta, ha influido en la manutención de su buen estado a causa de la dificultad de entrar en ella.

Tras esta breve introducción, iniciaremos la excursión ubicándonos en el bonito pueblo de Sant Francesc para comenzar nuestra ruta hacia el faro. El camino que conduce hasta él no le resta belleza, es más, lo hace más encantador si cabe.

 
 

Comentar

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.

AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

xavier estarlich
Hace más de 5 años

sencillamente magnifico.Exacto Ibiza no se limita al verano ,tenemos 365 dias para disfrutar de NUESTRA PEQUEÑA GRAN ISLA.

Valoración:menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1