Circolar teje su sueño

| Eivissa |

Valorar:
Una divertida imagen en el domo ubicado ahora en Esencia Viva de tres de los componentes de la asociación Circolar y creadores de 'Tejiendo un sueño': Jonathan González, Andrea Sturniolo y Marco Avara. Foto: A. ESCANDÓN

Una divertida imagen en el domo ubicado ahora en Esencia Viva de tres de los componentes de la asociación Circolar y creadores de 'Tejiendo un sueño': Jonathan González, Andrea Sturniolo y Marco Avara. Foto: A. ESCANDÓN

Una carpa de circo permanente en Eivissa, en un lugar tranquilo y en contacto con la naturaleza, con un domo y espacio para realizar multitud de actividades relacionadas con el circo como malabares, manualidades, música, danza, yoga y diversos talleres, también relacionados con el campo, la salud e incluso terapias alternativas. Donde también hubiera espectáculos diversos como el cabaret y todo ello centrado y focalizado inicialmente en los niños, luego también en los adultos. Ese es el sueño que han tenido recientemente Jonathan González, Marco Avara, Andrea Sturniolo y David Rodríguez que conforman la asociación Circolar. El sueño que pretenden hacer realidad, poco a poco y con ayuda de todos, y que enmarcan bajo el nombre del proyecto Tejiendo un Sueño.

Con este motivo Circolar, en colaboración con Esencia Viva, llevó a cabo recientemente el primero de una serie de eventos con los que pretende recaudar fondos para «traer una carpa de circo estable a Eivissa y ofrecer así un espacio donde niños y grandes puedan explorar el mundo del circo y de todo tipo de artes en la naturaleza», aseguraban los carteles promocionales de la actividad. Y con este incipiente sueño, consiguieron movilizar a más de 150 personas que acudieron a la cita con el circo y con un sueño común. Una jornada lúdica donde muchos asistieron para apoyar al proyecto ofreciendo diferentes talleres de danza, yoga, actividades infantiles o ayudando en el momento con la logística necesaria, con la comida e incluso para organizar el aparcamiento. Y todo ello con una particularidad: en el lugar no había ninguna bebida alcohólica. Y tal y como asegura Jon González, «de manera mágica todo se iba sosteniendo».

Y tan bien fue la experiencia, tan buen sabor de boca le dejó a Circolar la buena energía y la sintonía que se creó entre los asistentes a ese primer evento, que calculan que el siguiente será para mediados de julio.

La asociación Circolar es consciente de que su sueño es de gran magnitud, han realizado cálculos y solo la carpa de circo asciende a los 15.000 euros. Por ese motivo, solicitan ayuda a las instituciones y a todo aquel que quiera soñar con ellos, pues el proceso acaba de arrancar y hay mucho por hacer.

CONTACTO

Aportaciones. Para los interesados hay un número de cuenta (ES 57 2100 0755 0002 0005 9803), una página de Facebook (Tejiendoun- sueño Circolar) y una web (www.circolar.com)

Comentar

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.

De momento no hay comentarios.