«Para mí será un reto y un orgullo dirigir Space»

| Eivissa |

Valorar:
Yann Pissenem, durante la charla de ayer en el International Music Summit. Foto: TONI ESCOBAR

Yann Pissenem, durante la charla de ayer en el International Music Summit. Foto: TONI ESCOBAR

Ya hay nuevo nombre para lo que va a ser el año que viene la discoteca Space, sin embargo Yann Pissenem no quiso desvelarlo. Si el martes Pepe Roselló y Carl Cox contaban sus experiencias durante los 27 años de vida de la discoteca Space, ayer fue el turno de Yann Pissenem, fundador de Ushuaïa y la persona que a partir del año que viene va a llevar el espacio que hoy ocupa el mítico club. Fue ayer en el marco del International Music Summit (IMS) que se celebra estos días en el hotel Hard Rock Ibiza. El creador de Ushuaïa aseguró que para él es un reto gestionar Space: «Voy a intentar ofrecer el mejor producto y la mejor experiencia a la gente. Es increíble el trabajo que ha hecho Pepe Roselló todos estos años, para mi es un reto y un orgullo, me siento feliz de poder dar a la isla una nueva era de un fantástico club», dijo.

De camarero a CEO

Yann Pissenem empezó como camarero en la ciudad de Barcelona donde estuvo trabajando 13 años. Este francés es hoy en día fundador y director ejecutivo (CEO) de uno de los establecimientos de ocio con más proyección de Eivissa, Ushuaïa Ibiza Beach Hotel. Tras ejercer como camarero, Pissenem se fue introduciendo en el mundo del clubbing montando after parties en la ciudad condal. A lo largo de estos 13 años llegó a contratar grandes artistas como David Ghetta o Steve Angello y trabajó para más de 20 clubs. Pero su sueño era vivir en una isla: «Miré en Mallorca y en Menorca, pero en Eivissa tenía un amigo dj viviendo y me vine», explicó.

El creador de Ushuaïa empezó en 2008 con un «pequeño restaurante» delante de Platja d’en Bossa, «sólo había los cuatro grandes clubs y nada más, no había fiestas por la tarde así que empecé a hacer fiestas al aire libre», relató el francés. Ahora ya hace ocho años de eso y Ushuaïa es un club de referencia. «El primer año fue muy duro, recibimos muchas presiones de todo el mundo. El segundo nos era muy difícil trabajar, hablé con mi socio y por temas de licencias pensamos que sería bueno trasladarnos de la playa a un hotel, entonces ya empezamos a contratar grandes djs como Tania Vulcano, Luciano o Sasha y el colofón ya fue con el back to back de Luciano y Sven Vath, ¡fue fantástico!», explicó.

Respecto a la zona VIP, Pissenem no le dio más importancia: «Es como en un teatro donde hay diferentes butacas con diferentes precios. O si por ejemplo una persona mayor quiere disfrutar del espectáculo de música electrónica sin estar entre la multitud pues damos la posibilidad de reservar un pequeño espacio para ello», explicó.

En estos momentos Ushuaia Ibiza Beach Hotel tiene más de 800 personas trabajando, según explicó su director ejecutivo, de las cuales 35 se dedican únicamente a marketing y comunicación los siete días de la semana y 350 trabajan en los shows que montan cada tarde de verano.

Mañana es el último día del IMS y contará con la presencia de Chris Lowe y Neil Tennant de Pet Shop Boys, así como los componentes Boris Blank y Dieter Meier de Yello, grupo icónico de la música electrónica. El IMS cerrará sus sesiones con el gran concierto en el Baluard de Santa Llúcia a partir de las 18.00 horas.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.