Toneladas de diversión en la fiesta de fin de curso de ‘La música es la llave’

Valorar:
preload

Ayer una veintena de niños con necesidades especiales pertenecientes a distintas asociaciones de Eivissa y Formentera vivieron una jornada inolvidable en el Hard Rock Hotel durante la fiesta de fin de curso de la asociación La música es la llave.

Las actividades se desarrollaron en la zona de la piscina y del bar del hotel y no faltó de nada. A las 11.00 horas fueron recibidos por parte de los animadores y de la mascota del Hard Rock Hotel y tras una pequeña visita por las instalaciones y la fotografía anual junto a la Hrhi Statua, desde las 12.45 horas pudieron disfrutar de una fiesta de la espuma con cañón y música incluida. Después, en torno a las 13.30 horas, cuando el calor arreciaba, todos ellos pasaron a la piscina Eden para seguir divirtiéndose con multitud de juegos organizados para la ocasión y y con una comida que incluyó también música en vivo, disco party y bailes junto a los animadores y la mascota. Algo que, según La llave es la música, supuso «el broche perfecto a un curso duro en el que durante muchas horas de trabajo los niños lo han dado todo para poder superar sus clases con nota».

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.