Música, 'gegants' y ‘mals esperits’

| Eivissa |

Valorar:
preload
Durante la tarde-noche de ayer se pudo disfrutar de buena música en catalán, además de ‘correfocs’ y una amplia variedad de comida y bebida. Foto: TONI ESCOBAR

Durante la tarde-noche de ayer se pudo disfrutar de buena música en catalán, además de ‘correfocs’ y una amplia variedad de comida y bebida. Foto: TONI ESCOBAR

Ayer por la noche, dentro de las celebraciones por las Festas de la Terra, tuvo lugar en el Parque Reina Sofía la fiesta que desde el año 2004 realiza la Associació Vuit d’Agost y en la que la lengua catalana fue la protagonista a través de la música, acompañada por ricos bocados y bebidas, y en el que el pregón de la Associació de Dones Emprenyades se encargó de poner la nota satírica y crítica a la actualidad pitiusa en una representación muy divertida. La pagesas arremetieron contra todos y todo para terminar con un alegato dirigido a todos los ámbitos sociales y políticos, en el que los emplazaba a que el año que viene no se vuelvan a repetir las situaciones que se «están padeciendo este año y que suponen una falta de respeto a nuestra tierra», dijeron. En este sentido se refirieron a los robos, a las torres de alta tensión de Es Fornás, de la masificación de la isla, del problema del tráfico y de la masificación de los fondeos en las calas y playas.

El evento comenzaba a las 20.30 horas con un pasacalles que salía del Portal Nou hasta Vara de Rey en el que els Cavallets Conqueridors escenificaron la conquista catalana de las Pitiüses. El gegant participante era Marià Villangómez, los capgrossos representaban al pueblo y los Mals Esperits simbolizaron la cultura y la fiesta del fuego ibicenca. Todos ellos iban acompañados por els Esperitons, a ritmo de música.

Una hora más tarde tuvieron lugar los conciertos con la actuación de Nits de Formentera, en formato de cuarteto, que hicieron un recorrido por los ritmos de la pequeña de las Pitiüses. Además, tuvo lugar una muestra de caramelles de Nadal, y tocaron el dúo Imaràntia, Xumeu Joan con su proyecto Flaütària y Aires Formenterencs.

Las celebraciones se acercaron a la medianoche con la Collas de Demonis, que hicieron saltar a todos los asistentes con sus chispas de fuego y bailar al ritmo de los tambores dels Esperitons.

Y para cerrar la velada más música de la mano del grupo ibicenco Quin Delibat! Colofón a una noche que celebró la lengua catalana y la cultura de Eivissa con mucha música, buenos manjares, mitología y buenos deseos para lo que queda de año.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.