Una fiesta para sentirte como en tu propia casa

| Eivissa |

Valorar:
preload
La diversión se convirtió en la gran protagonista de la noche. Foto: TONI ESCOBAR

La diversión se convirtió en la gran protagonista de la noche. Foto: TONI ESCOBAR

Complicidad y diversión, refrescantes ornamentos florales, una delicada iluminación, globos al aire, zancudos bailarines, un ambiente distendido e informal, gente guapa y música marchosa para alegrar la noche a todos sus invitados. Con esta precisa receta, el Hotel Sol Beach House Ibiza sorprendió el miércoles a sus clientes y oficializó a su manera la despedida del mes de agosto, organizando en su terraza su segunda fiesta Flowerchic de la temporada. Un divertido evento que atrajo con las luces del ocaso a un numeroso público, abierto a disfrutar del espectacular enclave frente al mar y de los encantos de una singular noche de celebración.

Vanesa Regueira, subdirectora del Sol Becah House Ibiza, explicó que «la idea es hacer una fiesta para disfrutar en compañía de nuestros clientes, con nuestros conocidos del sector y darnos así a conocer también un poco más. La Flowerchic, como su propio nombre indica, es un evento con muchas flores y con mucho color, con el que hacemos gala de las propuestas de nuestra marca asociada, Desigual».

Basando su apuesta en un concepto hotelero orientado exclusivamente a una clientela adulta, selecta e internacional, con un perfil medio de entre 30 y 55 años de edad, el Sol Beach House Ibiza está sorprendiendo a propios y extraños con un estilo que cautiva y con el que consigue hacer realidad su lema: Bienvenido a tu casa de la playa.

«Este tipo de fiestas las estamos haciendo el último miércoles de cada mes durante el verano. Es un evento que está gustando mucho porque va bastante con la temática de Ibiza, con la gente vestida de blanco. Pretendemos que tenga un cierto aire de informalidad y que haya un buen ambiente, relajado y muy cómodo, para que nuestros invitados se sientan igual que si estuvieran en su propia casa de la playa», detalló la representante del hotel.

Una muestra de artesanía local, puestos de moda y complementos, se sumaron también al contenido de una Flowerchic que estuvo amenizada en su parte musical con los melódicos acordes de un dúo de piano y violín, y con los ritmos del Dj residente, Dani.

El establecimiento hotelero de Santa Eulària, que abre sus puertas al público por segundo año, celebrará al menos una Flowerchic más en el mes de septiembre y, dependiendo de cómo estén las cosas con lo que respecta al tiempo, una última de despedida antes de cerrar sus instalaciones el próximo 30 de octubre.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.