Miguel Ángel Sánchez se despide de sus feligreses de Sant Miquel

| Eivissa |

Valorar:
Miguel Ángel Sánchez ofició ayer su última misa como párroco de Sant Miquel. Foto: DANIEL ESPINOSA

Miguel Ángel Sánchez ofició ayer su última misa como párroco de Sant Miquel. Foto: DANIEL ESPINOSA

Después de que este jueves, durante la misa de celebración del día grande de Sant Miquel, un emocionado Miguel Ángel Sánchez anunciara que dejaba de ser párroco del pueblo por motivos de salud propios y ajenos, ayer, durante el homenaje que el Ayuntamiento de Sant Joan había organizado a los mayores de Sant Miquel llegó el momento de decir definitivamente adios a los que han sido sus parroquianos durante los últimos diez años.

Fue, al igual que el jueves, ante una iglesia repleta de vecinos a los que se ha ganado este hombre nacido en Elche en 1949 a base de sencillez y trabajo para mejorar la calidad de vida de ellos y de los más necesitados de la isla a través también de su puesto como delegado diocesano de Cáritas. Y delante de ellos, en primera fila, el alcalde de Sant Joan, Antoni Marí, Carraca, y el exconcejal y ahora senador Santi Marí. Y es que nadie quería perderse la última misa de Don Miguel Ángel.

Durante su homilía Sánchez hizo una decidida defensa de la importancia de la fe en nuestros días. «Es un regalo de nuestro señor Jesucristo y como tal debemos de aceptarla, igual que lo hicieron los apóstoles que dejaron todo lo que tenían para seguir a nuestro señor», explicó el parroco con su ya famoso tono de voz sosegado y tranquilo. «En ocasiones la vida nos pone a prueba y es en estos casos en los que más tenemos que hacer uso de la fe en Dios y ser fuertes igual que hizo Jesucristo cuando estaba en la cruz», continúo para finalizar añadiendo que «cuanta más fe tengamos más cerca estaremos de nuestro señor Jesucristo». Por todo ello, Don Miguel Ángel invitó a todos sus feligreses a que imiten «en la medida de lo posible la manera de actuar de Jesucristo para dar sentido a todos los días de nuestra vida» y les pidió «humildad y compromiso cristiano hasta el final».

Día de los mayores del pueblo

La misa fue sólo uno de los actos que estaban programados ayer en Sant Miquel como homenaje a los mayores del pueblo. Además, a las 10.00 horas hubo un desayuno popular en la plaza, a las 11.00 horas una exhibición y exposición de motos antiguas de distintas épocas, a las 12.00 horas una demostración de ball pagès a cargo de Sa Colla de Labritja en el patio porticado de la iglesia, y a las 14.00 horas una comida para todos los mayores en el restaurante 2000. Ya por la noche, a las 20.00 horas tuvo lugar la representación de la obra de teatro Peluts i pelats a cargo del grupo Es Cubells y ya, a las 21.30 horas y como colofón a las fiestas, una noche de humor con José Boto.

Comentar

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.

De momento no hay comentarios.