La tradición vence por goleada a Halloween en el día de ‘Tots Sants’

| | Eivissa |

Valorar:
En la fiesta de Jesús se juntaron mayores y pequeños unidos por los talleres y por la elaboración de productos tradicionales en el día de Tots Sants. Foto: TONI ESCOBAR

En la fiesta de Jesús se juntaron mayores y pequeños unidos por los talleres y por la elaboración de productos tradicionales en el día de Tots Sants. Foto: TONI ESCOBAR

Si la noche anterior posiblemente la celebración de Halloween importada de Estados Unidos se impusiera entre los niños, adolescentes y mayores que se disfrazaron para disfrutar de la fiesta o para conseguir caramelos de casa en casa, ayer, durante la mañana del día de Tots Sants, las tradiciones ibicencas vencieron por goleada.

Fueron muchas las localidades y las asociaciones las que organizaron actividades para recordar lo que se hacía antiguamente en este día tan señalado en Ibiza. Una de las más importantes fue la reminyola popular que organizaron en Jesús de forma conjunta Sa Colla de l’Horta y la comisión de fiestas del pueblo y que, sin duda, resultó un tremendo éxito. A pesar de las obras que dificultan el acceso a la zona de la plaza de la iglesia, cientos de familias acudieron a la llamada y participaron en las distintas actividades programadas para la ocasión.

Por un lado, Sa Colla de l’Horta, que este viernes celebrará su veinte aniversario, organizó talleres de rosarios de golosinas, galletas o nubes, trencada de fruits secs y, por supuesto, elaboraron panellets y bunyols. En este caso, algunas de las expertas cocineras fueron Margarita Puig, Maria Riera, Maruja Torres o Purificación Torres, quienes emplearon 1 kilo de almendras, 700 gramos de azúcar, tres huevos, ralladura de limón y almendras o piñones picados para preparar, previo paso unos 15 minutos por el horno, cientos de estos dulces que luego se vendieron a 3 euros el paquete de 5 a beneficio de la comisión de fiestas.

Mientras, a escasos metros y junto a una barra donde se podía comprar bebida y comida a precios populares, Antonia Planells y Antonio Torres Tur, un matrimonio unido desde hace 40 años en lo bueno y en lo malo, se encargaron de cocinar una suculenta frita de porc, para recordar el plato tradicional pagès que se degustaba el día de Tots Sants. En este caso, estos cocineros aficionados con amplia experiencia en el tema emplearon 100 kilos de porc, ajos, pimiento verde y rojo, patata, sal y guindilla para preparar unas 250 raciones que se vendieron para recaudar fondos que ayuden a financiar el viaje que pretende hacer Sa Colla de l’Horta a León.

Después, la jornada en Jesús se completó con una ballada de esta misma colla a partir de las 13.00 horas, al igual que tradicionalmente se hacía en Ibiza cada 31 de octubre y en la que no debutó ningún niño ni ninguna niña a pesar de que dice la tradición que el día de Tots Sants y el día 8 de diciembre, día de la Inmaculada Concepción, son los escogidos para ello.

Sant Antoni

También hubo celebración en el Passeig de Ses Fonts de Sant Antoni. En este caso las actividades preparadas por el Ayuntamiento, la Escuela de Tiempo Libre y Animación S´Espurna y la Associació Artesanal de Portmany comenzaron a las 10.00 horas y se prolongaron hasta el mediodía. Al igual que las organizadas en Jesús resultaron todo un éxito de participación con centenares de niños participando en los juegos y talleres preparados para la ocasión.

Hubo de todo, desde talleres de rosarios de caramelos y farolillos de papel a juegos tradicionales como la chinga, la rayuela, los bolos acolchados, la herradura o las carreras de zancos, tanto para niños como para adolescentes. Y de todos, con uno de los que más disfrutaron los pequeños fue con un curioso juego que consistía en trencar frutos secos cuando estos bajaban a gran velocidad desde un tubo.

Por supuesto también tuvo gran aceptación la tradicional trencada de frutos secos, un total de 100 kilos aportados por el Ayuntamiento y repartidos en persona por las concejalas de Fiestas Tradicionales, Cristina Ribas, y Juventud y Bienestar Animal, Ainara Sánchez, y el chocolate aportado por los artesanos de Portmany. Finalmente, la jornada concluyó con una gran ballada en la que participaron miembros de las seis collas del municipio vestidos de calle y sin sus trajes tradicionales.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.