A la caza de los juguetes más deseados estas navidades

| Eivissa |

Valorar:
Los Playmobil siguen siendo año tras año un clásico entre los juguetes que traen Papá Noel y los Reyes Magos.

Los Playmobil siguen siendo año tras año un clásico entre los juguetes que traen Papá Noel y los Reyes Magos.

Los tiempos cambian rápidamente, al igual que también lo hacen las distintas generaciones del público infantil con sus gustos y tendencias a la hora de mostrar sus preferencias cuando eligen los juguetes que desean recibir como regalos en las fiestas navideñas. Atrás quedaron ya desde hace muchos años clásicos de toda la vida como las bicicletas, los balones de fútbol, los vehículos teledirigidos y los cochecitos de muñecas. El imparable desarrollo técnico de la sociedad y la cotidiana implantación de las tecnologías entre los hábitos cotidianos del público infantil se traduce en estas fechas en la aparición masiva de juegos y juguetes que incorporan los últimos avances tecnológicos como gran reclamo de ventas.

A los ya imprescindibles videojuegos y consolas se suman con más asiduidad juguetes y juegos cada vez más complejos y técnicos que se convierten al instante en el objeto codiciado por todos los niños dentro de una misma horquilla de edad. Es algo irremediable que sucede sin darnos cuenta, pero las tendencias que imponen las modas entre el público infantil no pasan desapercibidas para los más pequeños de la casa.

A este respecto, Olivia Ribas, ayudante de dependienta en la Juguetería Jordi Tur de Vila, explicó a PERIODICO de IBIZA Y FORMENTERA que «este año, sin ningún lugar a dudas, los Trolls, los Hatchimals, Los Zoomers y los muñecos Peke Baby Emma y Lucas son los juguetes que están causando más furor entre los niños porque ya se han vendido muchísimos e incluso algunos padres vienen preguntando cuando ya casi no hay ninguno disponible porque se han agotado las existencias».

Además, Ribas precisó que «los juguetes que nos llegan como novedades son los primeros en terminarse porque la mayoría de los niños de la misma edad piden que les regalen lo mismo porque es lo que está de moda entre el público infantil». Y finalmente añadió que «después, como siempre, están los juguetes y los juegos clásicos como los Playmobil, los Pin y Pon o todo lo que sea de Lego, que siguen teniendo mucho tirón y se siguen vendiendo mucho».

Además, en la lista de preferencias de los juguetes más vendidos hasta el momento destacan también propuestas como los Furreal Friends o los animalitos de Little Live Pets, mientras que entre los juegos familiares de mesa aparecen entre los más demandados nombres como Chrono Bomb, Cazafantasmas, La Joya de la Serpiente, Cara- Splash, Gestos, Ramón Fantasmón, Antón Zampón, Johnny Huesos o Gastón Cabezón. Es decir, todo un universo de posibilidades para que nuestros niños sean felices en estas navidades y en el Día de Reyes.

Paciencia y cartera

Así las cosas, a los resignados papás y mamás no les queda más opción que armarse de paciencia y seguir los imperativos de la moda en juguetes para tratar de satisfacer los deseos de sus vástagos. Unos deseos que, tal y como está el mercado actualmente, no les van a salir nada baratos, ya que los precios de los juguetes más novedosos son cualquier cosa menos económicos, superando en el mejor de los casos los 50 euros como mínimo.

En este sentido, cabe destacar que la Princesa Poppy Trolls, la muñeca de más rabiosa actualidad en estos momentos, cuesta alrededor de los 50 euros; la Peke Baby Emma y su hermanito Lucas se comercializan por separado con precios que oscilan entre los 55 y los 60 euros; los Zoomers 2.0, las nuevas mascotas robóticas salen en torno a los 109 euros o un peluche como Martina La Tortuga se vende por 40 euros.Y eso sin olvidarnos de los novedosos Hatchimals, unos seres mágicos que llegan por primera vez este año a España, que se espera que sean un boom entre los más pequeños y que están en los escaparates de las tiendas al precio de 90 euros.

Sobre esta cuestión, Patricio y Cris Bravo, padres de Aukán, un bebé de dos años de edad, comentaron que «es muy pequeño, pero a pesar de su corta edad tiene muy claro qué es lo que le gusta y lo que quiere como regalos para Reyes. Ha pedido una moto, un coche y los juguetes de la patrulla canina». En cuanto al gasto que esperan asumir para sus regalos, la pareja puntualizó que «calculamos que este año nos vamos a gastar una media de entre 50 y 100 euros en los juguetes para nuestro hijo».

Comentar

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.

De momento no hay comentarios.