Picaje psicogeno en loros

|

Valorar:
preload
Picaje psicogeno en loros.

Picaje psicogeno en loros.

02-05-2018

La gran mayoría de las patologías de comportamiento en especies exóticas están provocadas por un mal manejo o un mal mantenimiento de estos animales en cautividad. La tenencia de aves exóticas no es la excepción. Cuando nos vienen a la cabeza los loros, guacamayos y periquitos en estado salvaje, siempre pensamos en grandes bandadas, volando y vocalizando ruidosamente, y normalmente cuando tenemos una de estas aves en nuestras casa las solemos tener solas, en una jaula minúscula y con una vida monótona y aburrida.

El picaje o también llamado picoteo de las plumas, hace referencia a una patología de las aves caracterizada por el arrancamiento de las plumas por el propio animal. Hay muchas causas que pueden provocar que un loro se rasque y se arranque las plumas:

- Parásitos externos.

- Enfermedades víricas.

- Problemas de alimentación.

- Infecciones de piel.

- Problemas metabólicos.

- Problemas de comportamiento.

En este artículo nos centraremos sólo y únicamente en los problemas de comportamiento y siempre que hayamos descartado los otros motivos de automutilación.

El tratamiento del picaje psicógeno es lento y complicado, y requiere modificar las características del medio:

1.- Tratamiento básico:

Dieta sana, variada y equilibrada (en carbohidratos, proteína y minerales): además de ofrecer un pienso de alta calidad es fundamental ofrecer fruta y verdura (manzanas, zanahorias, uva...)

Establecer períodos fijos de acceso al alimento y utilizar técnicas de enriquecimiento comportamental para incrementar los períodos de búsqueda y manipulación de la comida (colocada en recipientes de difícil acceso, dentro de cajas de cartón que deban ser rotas antes de acceder a el...).

2.- Tratamiento de manejo:

Cambiar la localización de la jaula, colocándola en lugares de paso o de concentración de gente para mantener entretenida al ave. Ofrecer la posibilidad de períodos de semi-libertad vigilada.

3.- Tratamiento contra el aburrimiento:

Es recomendable que se le preste más atención, realizando cambios frecuentes en el mobiliario de la jaula para motivar el interés a la «investigación» por parte del ave.

Variar e introducir nuevos juguetes una vez que se haya cansado de ellos (campanas, espejos, cascabeles,...). Facilitar elementos hacia los cuales re-direccionar el afán por picar (ramas con corteza y hojas, tocones de árboles...).

Permitir un baño diario.

Permitir acceso a un fotoperiodo normal, con acceso a luz solar directa teniendo mucho cuidado de no exponerlo a temperaturas muy elevadas.

4.- Tratamiento contra el picaje:

En algunos casos es necesario colocar un collar isabelino.

No reforzar el picaje prestando atención al ave (riñéndola, gritando...) mientras lo realiza. «Castigar» al ave tapando la jaula con un paño o poniendo la jaula en una habitación a oscuras (de 3 a más de 15 minutos). También puede utilizarse una pistola de agua para distraer su atención.

5.- Tratamiento médico del picaje:

Se basa en la utilización de tranquilizantes y sedantes para disminuir los niveles de reactividad.

Y siempre pensarnos bien antes de comprar uno de estos pájaros si seremos capaces de ofrecerle un ambiente adecuado para su vida y si podremos dedicarles el tiempo necesario, si no es así mejor buscar otras opciones para compartir nuestra vida.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.