Sólo cuatro empresas pitiusas presentaron el pasado año un expediente de regulación

El Govern cerró 2009 con 139 peticiones de las que 114 eran de Mallorca y 21 de Menorca

| Eivissa |

Valorar:
IBIZA SOIB PARO PARADOS

IBIZA SOIB PARO PARADOS

MARCO TORRES

El Govern balear contabilizó a lo largo del pasado año hasta 139 peticiones de ERO (Expediente de Regulación de Ocupación) de las que sólo cuatro corresponden a empresas de las Pitiüses.

En el resto de las Islas, el número es notablemente superior con 114 peticiones en Mallorca y 21 en Menorca, según los datos facilitados por la Conselleria de Treball i Formació. De hecho, el informe destaca que el número de solicitudes pasó de 68 expedientes en 2008 a los 139 del pasado año y precisa que los mínimos se consiguen en marzo mientras que los máximos se dan a finales de septiembre. «Este hecho nos lleva a constatar la fuerte correlación entre actividad turística y peticiones de Expedientes de Regulación de la Ocupación», apunta el Govern.

De las cuatro peticiones registradas en las Pitiüses, tres de ellas hacían referencia a la suspensión de jornada mientras que la restante reclamaba la extinción. En Mallorca son 68 las solicitudes de suspensión, 23 de extinción y otras 23 reducción de jornada. En Menorca, por su parte, 10 de los expedientes de regulación recamaban la extinción, otros ocho suspensión y tres la reducción.

Trabajadores afectados

En Eivissa y Formentera, de las cuatro solicitudes de expediente de regulación se autorizaron por parte del Govern balear tres y se desistió uno. Asimismo y en cuanto al número de trabajadores resultaron finalmente afectados 30 personas de los 53 que había inicialmente, de los que un 60 por ciento fueron hombres y el 40 por ciento restante mujeres, según las cifras facilitadas por la Conselleria balear de Treball i Formació.

En cuanto a las actividades afectadas, tres de estas empresas corresponden con el sector de la hostelería y una con el sector servicios. Las causas acumuladas son principalmente productivas, es decir, causas que hacen variar de manera significativa de la producción de la empresa como por ejemplo averías de bienes de capital. Estos motivos son totalmente independientes a la situación de pérdidas empresariales. Otro de los motivos alegados son los económicos, situación persistente de pérdidas de la empresa y desequilibrio de la estructura económica y financiera de la empresa. En este ámbito también pueden concurrir otras causas como la pérdida de cuotas de mercado o la reducción de demanda. Y, por último, las empresas de las Pitiüses también alegan motivos organizativos, es decir, la reorganización del sistema productivo, que, según el Govern balear, no requiere necesariamente una inversión de capital.

Más de 1.500 empleos se vieron perjudicados a lo largo del pasado año

Los expedientes presentados por las diferentes empresas ante el Govern balear conllevan el perjuicio a 1.831 trabajadores. Finalmente, y después de 14 expedientes desistidos, 8 denegados o declarados improcedentes y a la espera de resolver aún nueve, se han visto perjudicados 1.539 ciudadanos que han visto cómo se les suspende la jornada o se les reduce. Estos trabajadores pertenecen en su mayoría a la hostelería (443), al sector servicios (366), calzado (269), industria (266), comercio (95), construcción (90) y, finalmente, a la agricultura y pesca con 10 casos, según el Govern balear.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.