Ana Obregón junto a su padre, Antonio García.

2

Tras el fallecimiento de su padre, Antonio García, el pasado sábado, la familia García Obregón se encuentra desolada. Este domingo, la familia dio el último adiós a su padre, que ha perecido a la edad de 96 años, en el tanatorio de La Paz, situado en Tres Cantos. Todos los miembros de la familia se mostraban muy consternados por su pérdida, pero Ana Obregón, para quien su padre era uno de los grandes pilares de su vida, estaba especialmente desolada. Han sido dos años muy duros para la actriz, y desde su círculo más cercano muestran preocupación por su estado de salud.

«'Amado papá' fue como un rugido que surcó el cielo para reencontrarte con Mamá, el amor de tu vida y con mi hijo, tu nieto preferido. [...] He coleccionado millones de momentos únicos contigo que guardo tatuados en mi corazón y que ahora utilizaré para poder seguir respirando, porque en dos años me habéis dejado huérfana de padres y de hijo», escribió Ana Obregón en Instagram, en un emotivo mensaje de despedida para su padre. Hace poco más de dos años, la bióloga perdió a su hijo Álex Lequio a causa de un cáncer, y el pasado año a su madre, Ana Obregón; está sucesión de pérdidas la han sumido en un doloroso duelo.

La revista Semana se han puesto en contacto con algunos de los amigos más cercanos, que afirman que no van a dejar de acompañarla en este duro proceso. «Estamos preocupados. Ana lleva poco más de dos años sufriendo golpe tras golpe. No sabemos cómo le va a afectar la muerte de su padre. Claro que sabía qué esto era cuestión de tiempo, pero su padre era ahora mismo su único incentivo para el día a día. Tememos cómo puede responder a este nuevo palo. Ella es muy fuerte, pero son muchas muertes en poco tiempo y de las personas más queridas que puedes tener. No vamos a dejarla sola», confesó a la revista alguien muy cercano a Ana Obregón, que prefiere no dar su nombre. Van a ser tiempos difíciles para Ana, pero no va a quedarse sola.