Belén Esteban en 'Sábado Deluxe'. | Telecinco

2

El conflicto entre Belén Esteban y Paz Padilla continúa. Tras el tenso enfrentamiento que protagonizaron el pasado jueves en Sálvame diario por la vacuna contra la COVID-19 y que acabó con la humorista abandonando el plató, la de Paracuellos se sentó en Sábado Deluxe y explicó cómo se siente. En primer lugar la colaboradora criticó a sus compañeros que ese día estaban en el programa: «Me sentí sola, pero yo tampoco quería que mis compañeros salieran porque era una cosa de Paz y mía».

Además, se puso muy seria y mandó un mensaje a la andaluza: «Lo de cerrar los ojos, ponerlos en blanco y decir ‘¿vale?’ es una cosa mía y nadie me tiene que hacer burla», y es que la tertuliana considera que en un momento de la discusión Paz imitó sus gestos. Por su parte, Kiko Matamoros quiso defender a sus compañeros: «A mí me parece que no estuviste sola, lo que pasa que hay unos límites que los compañeros no quisieron cruzar, pero no creo que te sintieras sola». «Pero se dijeron cosas que no eran de verdad y nadie dijo nada. Yo no me fui de plató, pero también lo pasé mal», zanjó Belén.

Noticias relacionadas

En el programa de este sábado la colaboradora también se sometió a un polígrafo en el que confesó que se plantea abandonar Sálvame: «Si no lo he hecho, ha sido por mi marido y mi hija, porque a ella le encanta. Le encanta ver que no estoy en casa, porque a mí enseguida se me cae la casa encima». Eso sí, tiene claro que más pronto que tarde se despedirá del programa y de la televisión: «Belén Rodríguez y Antonio Rossi saben que este año he estado a punto de irme. No quiero decir que me vaya ya, pero a mí me queda poco. [...] Yo el día que me vaya de la tele, me voy de la tele».

Uno de los motivos por lo que Belén valora alejarse de los focos es por su madre. «Ella vive en Benidorm y hacía meses que no la veía. Hay personas que me necesitan y tengo que estar, no me lo perdonaría», indicó. Eso sí, su marido también le ha aconsejado que medite su decisión: «Miguel me ha dicho que la que tengo que elegir soy yo, pero que es una decisión muy fuerte y que podría ser equivocada».

Belén también habló de la relación de Antonio David Flores y Marta Riesco y de la actitud de la reporta detrás de las cámaras. «Voy a decir una cosa que a lo mejor no debería. Marta Riesco contó a amigas de Olga, que ella conoce, que estaba con Antonio David para que se lo contaran a Olga. Ellas se lo hacen saber a Olga Moreno, ella no se lo cree, pero Marta Riesco se lo confirma a una persona, cuyo nombre no voy a decir aquí. En el sitio donde se lo contó, había caras conocidas», explicó.